elEconomista.es

Harry y Meghan, ataviados con mascarillas y guantes, reparten comida a los más necesitados en Los Ángeles

17/04/2020 - 9:31

Los duques de Sussex, que abandonaron Canadá y se instalaron en Los Ángeles hace poco más de un mes, no están confinados en casa estos días. El príncipe Harry y Meghan Markle decidieron ayudar de manera activa en la lucha contra la pandemia de coronavirus y repartieron comida a domicilio para las personas más necesitadas con la organización Project Angel Food.

La pareja fue captada con ropa muy informal y ataviada con mascarillas, pañuelos y guantes para protegerse del COVID-19, que Estados Unidos suma ya 677.056 casos y 34.580 fallecimientos. Richard Ayoub, el director de la organización benéfica, confirmó que les ayudaron el domingo de Pascua y el pasado miércoles a repartir catorce pedidos por la ciudad: "Meghan dijo que quería mostrarle Los Ángeles a Harry a través de los ojos de la filantropía. Hay claramente mucho amor y desinterés en lo que están haciendo. Nuestros clientes son a menudo olvidados, pero ellos querían visitar a estas personas. Querían verlos y hablar con ellos y, con suerte, ponerles una sonrisa en la cara", dijo Ayoub.

Los duques de Sussex recorrieron las instalaciones de la fundación, conocieron a los chefs que preparan las comidas y luego salieron a repartirlas acompañados, eso sí, por un equipo de seguridad. Les fue asignada la zona de apartamentos Comunidad Sierra Bonita, en West Hollywood: "Querían asegurarse de que la gente sintiera su aprecio. El objetivo fue honrar a nuestros chefs, el staff y los voluntarios", dijo el director a la revista People.

Lea también - Meghan Markle y el príncipe Harry empiezan en su fundación con mal pie: víctimas de un hackeo

Una de las personas que recibió a Harry y Meghan en casa fue Dan Tyrrell, enfermo de VIH y que, por tanto, no puede salir de casa estos días ante la amenaza de coronavirus. Él ha contado que sonó el timbre de su domicilio y una voz femenina dijo: "Soy Meghan, del proyecto Angel Food". "Cuando abrí la puerta me di cuenta de quiénes eran, pero no lo mostré para no hacerles sentir incómodos".

Estas son las primeras imágenes de Harry y Meghan en Los Ángeles, ciudad en la que se instalaron hace un mes para comenzar una nueva etapa de su vida, lejos de Buckingham Palace. Hace unas semanas anunciaron que están creando su propia organización benéfica, Archewell, en un guiño a su hijo Archie.







Comentarios 0