elEconomista.es

Sofía de Suecia, de concursante de 'Gran Hermano' a princesa, y ahora enfermera: se incorpora como auxiliar en un hospital

16/04/2020 - 13:33

La que fuera bailarina de Strip-tease y concursante de Gran Hermano, ahora esposa del príncipe Carlos de Suecia, se ha convertido a sus 35 años en el orgullo de su pueblo por su iniciativa para ayudar a vencer al coronavirus. Mientras que otros departen desde sus despachos y se confinan en grandes palacios, la princesa Sofía ha realizado un curso on-line de auxiliar de enfermería y se incorpora en unos días a un hospital público para luchar desde la primera línea.

El curso, impartido por la universidad Sophiahemmet Högskola, enseña a dar información a pacientes y familiares, a limpiar y desinfectar materiales y a ayudar con las tareas administrativas, entre otras cosas. En principio estaba dirigido al personal de las aerolíneas SAS que había sido despedido y que pretendía reciclarse para poder atender cualquier emergencia, pero después se abrió a todo el público y la cuñada de Victoria de Suecia fue de las primeras en apuntarse.

La Casa Real informó este miércoles de la decisión de la princesa a través de un comunicado: "En la crisis actual en la que nos encontramos, la princesa quiere contribuir voluntariamente con la fuerza del trabajo en la atención médica. Sofía de Suecia trabajará como persona de apoyo y relevará al personal en departamentos como el de atención al paciente".

Lea también: Meghan y Harry huyen de Canadá, donde estaban confinados por el coronavirus, y se instalan en Los Ángeles

La princesa, que en junio celebrará su quinto aniversario de boda con Carlos Felipe, se ha ganado a pulso el cariño de su pueblo que, al igual que la familia real, no vio con buenos ojos a la entonces novia de uno de los solteros de oro de la realeza europea. Sofía era conocida por participar en un reality show y protagonizar sesiones de fotos subidas de tono. Conoció al príncipe en un club de striptease y su amor venció contra todo y contra todos. Ahora la princesa, que tiene ya dos hijos y preside su propia fundación benéfica, ha recibido el aplauso de los suyos.

En junio se cumplirán cinco años de la boda de Carlos Felipe de Suecia y la ex stripper. Cuando anunciaron su compromiso, Sofía Hellqvist y el príncipe llevaban cuatro años de relación. El pueblo sueco recibió la noticia con más alegría que la familia real, que aguantó la incorporación de Sofia a la realeza sin que les hiciera mucha gracia.

Sofía Hellqvist había saltado a la fama en 1995 tras ganar el reallity Hotel Paradiss, la versión sueca de Gran Hermano. Tras la victoria en el concurso llegaron sus posados ligera de ropa en una conocida revista. Salieron entonces a la luz tanto su pasado como stripper como que había sido camarera en clubs nocturnos, donde conoció al que hoy en su marido.

Los desplantes de Magdalena de Suecia, que hasta el último momento no decidió si la invitaba a su boda, no sentaron bien a su hermano Carlos Felipe, que llegó a amenazar a su hermana con un ultimátum: "O va Sofía a la boda o yo no soy el padrino.







Comentarios 0