elEconomista.es

Esther Doña, viuda de Carlos Falcó, supera su duelo a golpe de exclusiva: "Está siendo muy duro"

8/04/2020 - 10:19

La viuda de Carlos Falcó vive los momentos más difíciles de su vida. Contagiada por coronavirus y aislada en el palacio de El Rincón, llora sola la pérdida de su marido: "El duelo está siendo especialmente duro. Vi a mi marido salir bien de casa y ya no he vuelto a verlo más", ha dicho entre lágrimas.

Esther Doña habla este miércoles de la muerte del marqués de Griñón, que todavía le parece un mal sueño: "Estaba lleno de planes y de sueños… Nos creíamos los dos que era inmortal", ha contado en la revista Hola. Dadas las circunstancias, la exmodelo no pudo acudir ni si quiera al entierro y posterior cremación de su esposo, a la que sí asistieron sus tres hijos mayores, Manolo, Xandra y Tamara Falcó: "Los hijos de Carlos han estado muy cariñosos, se han preocupado por mí", asegura Doña, desmintiendo así las informaciones que apuntaban a que estos estaban molestos con la viuda.

Lea también - Esther Doña, señalada: los hijos de Carlos Falcó creen que filtró información confidencial sobre el marqués

Lea también - Esther Doña, contra los hijos de Carlos Falcó: la lucha por la herencia del marqués

Falcó murió el pasado 20 de marzo, días después de ingresar en el hospital Fundación Jiménez Díaz aquejado de fiebre y dificultad para respirar. El test de COVID-19 dio positivo y a sus 83 años no pudo vencer al coronavirus. Falleció en la UCI, dejando a toda su familia desolada. "Nuestro Padre fue una persona excepcional, que amó a su país y trabajó por él sin descanso, como agricultor, productor de vinos e importando tecnologías que modernizaron la industria nacional. Fue un idealista, bueno y generoso con sus hijos y amigos y estará siempre vivo en nuestra memoria", dijo Tamara en su despedida.

Ver esta publicación en Instagram

Desde la familia Falcó queremos dar las gracias a todas las personas que nos habéis mostrado tanto cariño y apoyo durante estas últimas semanas. En especial, nos gustaría agradecer a los médicos, sanitarios de la Fundación Jiménez Díaz y del grupo Quirón, la atención y cuidados que recibió nuestro padre desde que ingresó hasta su fallecimiento. Nuestro Padre fue una persona excepcional, que amó a su país y trabajó por él sin descanso, como agricultor, productor de vinos e importando tecnologías que modernizaron la industria nacional. Fué un idealista, bueno y generoso con sus hijos y amigos y estará siempre vivo en nuestra memoria. Manolo, Sandra, Tamara, Duarte y Aldara.

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco) el







Comentarios 0