Actualidad

Así es la ministra María Jesús Montero: pasado comunista, católica y el gran apoyo de Salvador Illa durante el coronavirus

María Jesús Montero (54) es una de las caras más visibles durante la emergencia sanitaria del coronavirus debido a su responsabilidad como portavoz del Gobierno y por ser uno de los grandes apoyos del Ministro de Sanidad, Salvador Illa. Es andaluza, cirujana de profesión, madre de dos niñas y su pasado está ligado al Partido Comunista.

Su carrera política la comenzó en su juventud entre las filas del Partido Comunista, aunque al mismo tiempo no dejó de lado su devoción cristiana y continuó participando en diferentes actividades del grupo Acción Católica. Dentro de esta organización, estaba muy ligada al párroco Manuel Mafrollet, que durante los años 60 se mostró en contra del régimen franquista, tal y como ella misma recordó en una entrevista a la revista El Ciervo allá por 1998.

Lea también - Pedro Sánchez, en su momento más difícil: así es la familia del presidente del Gobierno

Cuenta con una trayectoria política a fondo y curtida dentro de las filas del PSOE. Así, fue consejera de Sanidad durante los mandatos socialistas de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz. Con esta última, según señalan fuentes cercanas a Vanity Fair, no mantenía una buena relación y no tenía pelos en la lengua a la hora de enfrentarse a ella.

Aun así, cabe recordar que cuando la batalla entre Díaz y Pedro Sánchez dividió en dos al partido socialista, la ministra Montero estuvo del lado de Susana, formando parte de la Comisión de Ética y Garantías del PSOE que pidió la dimisión de Pedro. Sin embargo, gracias a su paso firme dentro del partido, la de Triana logró ganarse la confianza del presidente del Gobierno, que la nombró ministra de Hacienda y portavoz de este Gobierno de Coalición. De hecho, Montero fue una de las piezas claves para que el pacto entre PSOE y Podemos diera sus frutos.

Lea también - Los cambios de peinado de la ministra de Trabajo: ¿peluquero en casa o dominio con las tenacillas?

Es una de las ministras más avaladas durante la gestión de la pandemia. Su papel ha cobrado especial relevancia debido a la ausencia de la vicepresidenta Carmen Calvo, que dio positivo en COVID-19. También juega un papel más destacado desde el pasado 26 de marzo, cuando saltó la polémica del material defectuoso que había comprado el Gobierno. Desde este momento, es uno de los grandes apoyos del ministro de Sanidad, Salvador Illa para gestionar esta emergencia.  

En lo personal, Montero es muy reservada con su vida privada. Estuvo casada con el sindicalista de Comisiones Obreras (CCOO) Rafael Ibáñez, que además es miembro de Izquierda Unida y es gerente de la empresa municipal de vivienda en Córdoba. Con él tiene en común a sus dos únicas hijas, de las que solo trasciende que estudian en la Universidad de Sevilla.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud