elEconomista.es

La súplica de Ortega Cano: "Estoy mal del corazón y me vais a matar"

2/04/2020 - 17:59

El torero no puede más. La participación de su mujer, Ana María Aldón, en Supervivientes ha puesto a su matrimonio en el punto de mira. Tras semanas de habladurías, Ortega Cano ha pedido que cesen este tipo de informaciones: "Tengo el corazón pachucho, tengo taquicarias y un día de estos me vais a matar de disgustos".

A sus 66 años, el diestro ha pedido respeto a los periodistas que hablan sobre su relación de pareja: "Por favor, tened un poquito de respeto, entiendo que tenéis un programa pero respetarnos a los jubilados, a los que estamos en la tercera edad", ha dicho en Sálvame. "Mi hijo Jose tiene una edad en la que ya se da cuenta de todo, ve la televisión, así que os pido consideración con nosotros".

Lea también - José Ortega Cano estalla: "Se me está dando un trato que no merezco"

Ortega Cano ha dicho que, a pesar de que no le gustó separarse de su mujer por la participación de esta en Supervivientes, después lo aceptó y la apoyó al cien por cien. Ha asegurado que no atraviesan ninguna crisis y que su unión sigue siendo fuerte: "Estoy sumamente enamorado de Ana, me ha dado mi hijo que es una maravilla. Ella es más joven y entiendo que tuviera esta inquietud, a mí con 20 años menos me hubiera encantado ir también". Y ha añadido: "Estoy contento de que esté allí y lo está haciendo fenomenal".

El viudo de Rocío Jurado ha querido dejar claro que la amistad entre su mujer y Antonio Pavón, de la que se insinuó que podría acabar en algo más, no le molesta: "Conozco a Pavón de toda la vida y su relación no tiene ninguna importancia para mí. Ella me quiere y no me va a traicionar, estamos contentos y felices. Mi matrimonio no corre peligro".

Por último, Ortega Cano ha querido aclarar que está viviendo la cuarentena con su hijo en Chipiona y que no se saltó la cuarentena, como algunos medios han indicado: "Viajamos el 11 de marzo, que el niño no tenía colegio. Íbamos a pasar unos días para respirar aire limpio pero nos pilló aquí el confinamiento y ya no nos hemos podido mover".







Comentarios 0