elEconomista.es

Isabel II, amenazada por el coronavirus: ¿quién podría haberla contagiado?

30/03/2020 - 13:04

La reina Isabel II, que está a punto de cumplir los 94 años, tiene pendiente al mundo entero y sobre todo a sus súbditos ante la posibilidad de que tenga coronavirus. Por el momento, la monarca británica permanece confinada en el Castillo de Windsor, ha cancelado las tradicionales celebraciones por su aniversario (21 de abril) y ha tomado una importante decisión con respecto a sus caballos.

¿Pero cuál es el canal por el que el COVID-19 habría llegado a contagiar a la soberana más longeva? Su hijo, Carlos de Inglaterra, de 71 años, dio positivo el pasado 25 de marzo. Aunque se desconocen las causas por las que contrajo el virus, cabe destacar que el pasado 10 de marzo coincidió en un acto con Alberto de Mónaco, que también dio positivo. Los dos asistieron a la cumbre sobre el cambio climático, Water Aid, celebrada en Londres.

Lea también - El príncipe Carlos reaparece después de dar positivo en coronavirus: la primera imagen del hijo de Isabel II

El padre de Guillermo y Harry permanece confinado en su residencia de Clarence House, donde en estancias separadas también hace cuarentena su mujer Camila Parker Bowls, que dio negativo en las pruebas. El heredero al tono se encuentra en buen estado, pues incluso anima a los sanitarios aplaudiendo desde su casa, tal y como mostraron a través de las redes sociales.

El príncipe Carlos no es el único contagiado en Windsor, pues la reina también estaría en peligro debido a una de las empleadas que dio positivo la semana pasada y que la atendió antes de mudarse del Palacio de Buckingham a Windsorhace dos semanas. "El palacio tiene una plantilla de 500 empleados, por lo que, como cualquier lugar de trabajo, no es inconcebible que se vea afectada en alguna etapa", desveló una fuente del palacio a un medio británico.

Desde la Casa Real no desvelaron su identidad pero aseguraron que han tomado "las medidas necesarias para proteger a todos los empleados". Dichas medidas pasan por el confinamiento obligatorio para todos los que han entrado en contacto directo con la persona contagiada de coronavirus, incluida la reina Isabel II.

Lea también - Isabel II, en riesgo por el coronavirus: una empleada que atendió a la reina da positivo en el test

Debido a esta crisis sanitaria la monarca británica también ha visto alterada la celebración de sus 94 años, que los celebra el 21 de abril. El Palacio de Buckingham anunció la cancelación del desfile de Trooping the Colour, la tradicional ceremonia con la que los regimientos del Ejército rinden homenaje a la monarca por su cumpleaños. Es la segunda vez en la historia que no subirá al carruaje durante este emblemático acto, pues en sus 78 años de trono solo se ha visto chafada la celebración de 1955 debido a una huelga nacional de trenes que paralizó al país. 

En mitad de la preocupación por el coronavirus, la reina Isabel también dejó otros cabos muy bien atados. Como bien es sabido es una gran amante de los caballos y está considerada una de las mejores criadoras del mundo. Antes de poner rumbo a la fortaleza de Windsor, ordenó que todos sus preciados sementales fueran trasladados de los jardines de Buckingham, tal y como anunció la familia real mediante un comunicado emitido este sábado. 

"Los caballos del carruaje de la reina han sido trasladados al Palacio de Hampton Court, donde permanecerán mientras no sean necesarios para actos oficiales", señalaron. Situado a las afueras de Londres, Hampton Court es uno de los palacios reales menos conocidos, en el que no habita ningún miembro de la familia real desde el siglo XVIII.







Comentarios 0