elEconomista.es

Amancio Ortega cumple 84 años y los españoles quieren hacerle una fiesta desde los balcones

28/03/2020 - 13:02

Amancio Ortega cumple 84 años este 28 de marzo. Comenzó su vida laboral con tan solo 12 y en 1963, con 27, puso en marcha una tienda llamada Confecciones GOA. Una década más tarde abrió el primer Zara. En 1985 unió sus tiendas en una empresa a la que llamó Inditex y que le ha convertido en uno de los hombres más ricos de la Tierra.

Pero Amancio Ortega es igual que el resto de los humanos y que los españoles, todos más pobres que él, en varias cosas: una de ella es que en 2016 era cuatro años más joven. Cumplía la cifra redonda de 80 años y en Inditex le hicieron el mayor homenaje. La plantilla de la empresa que fundó al completo le dedicó en la sede central de Arteixo (A Coruña) una fiesta sorpresa.

Amancio llegaba a la compañía aquel 28 de marzo y al salir del ascensor se encontró a su hija Marta Ortega, la artífice del asunto. A su paso, cientos de empleados. Además, le habían preparado un flashmob grabado, un baile en honor al empresario que incluía personas de todos los departamentos y tiendas de todo el mundo.

Este 28 de marzo todo es muy diferente, y no porque sea cuatro años más viejo. El coronavirus invade nuestras vidas y la de Amancio está también condicionada por esta situación de alarma. Pero hace días el primer empresario de España y uno de los más ricos de este planeta recluido (tres mil millones de personas lo estamos) recibió el mejor regalo que podía pedir un hombre que podría comprarlo todo: una nieta llamada Matilda, la segunda criatura de su hija Marta, primera de su matrimonio con Carlos Torretta.

Amancio Ortega tiene cinco nietos: Martiño, Antía y Uxía, hijos de Sandra, y Amancio y Matilda, de Marta. El pequeño Amancio nació fruto del matrimonio de Marta con el jinete Sergio Álvarez Moya, de quien se divorció en 2015.

Si en aquel vídeo que le hicieron sus empleados, capitaneados por Marta, Amancio Ortega no pudo reprimir las lágrimas de emoción cuando recorrió la compañía con su plantilla y su familia, tal y como pudimos ver en las imágenes, en estos momentos de angustia las decisiones de gigante textil nos han hecho llorar a media España: sus donaciones, sus entregas de equipo sanitario y la renuncia de su primer ejecutivo a la mitad de su generoso sueldo son de nuevo un ejemplo a seguir. De hecho, Pablo Isla, además de poner la compañía y sus impresionantes medios logísticos al servicio de la lucha contra el coronavirus, ha marcado el camino de otras importantes cotizadas conformando una alianza para coordinar ayudas con empresas como Telefónica, Ibedrola o Santander.

300.000 mascarillas

Tal vez este ansia admirable por ayudar le venga a Amancio Ortega porque no olvida sus orígenes. Este sábado hace 84 que nació en el seno de una familia humilde y su generosidad con las las clases trabajadoras es evidente, como podemos comprobar cuando por ejemplo dona 300.000 mascarillas. Tal vez por eso una parte de la ciudadanía española ha hecho un llamamiento para agradecer su generosidad este 28 de marzo. "A las 21:00 horas saldremos a cantar el 'cumpleaños feliz' y darle un aplauso por su compromiso con el sistema sanitario público de los españoles y en concreto contra el coronavirus", reza un mensaje que ya es viral en las redes sociales.

Nacido en Busdongo de Arbas, León, pero criado en Galicia, Ortega empezó su carrera de empresario con una pequeña tienda de batas de señora en A Coruña en los setenta. Hoy Inditex es la mayor empresa textil del mundo y Ortega, uno de los hombre más ricos del planeta. En 2012 dejó la presidencia de su compañía en manos de Pablo Isla pero dicen que no se ha apartado de la empresa. De hecho, acude a veces a comer a la cantina de Inditex, donde lo hace la plantilla de las oficinas y las fábricas.

Para Amancio lo importante es su familia, sus hijos (fruto de sus dos matrimonios) y sus nietos. Se casó por primera vez con Rosalía Mera Goyenechea (1944-2013), que fue cofundadora de Inditex. Con ella, el empresario tuvo dos hijos, Sandra y Marcos, y estuvieron casados durante 20 años. El segundo de sus retoños nació con una severa parálisis cerebral. En 2001 se casó con Flora Perez Marcote (64 años). Flori, como llaman con cariño a la madre de Marta, también procede de una familia humilde . Fruto de esta relación nació su tercera hija, Marta Ortega.







Comentarios 0