elEconomista.es

Kim Kardashian, en guerra contra Taylor Swift para defender a su marido

25/03/2020 - 13:59

Kim Kardashian ha estallado contra Taylor Swift, que este fin de semana abrió la caja de pandora al zanjar victoriosa una batalla pública del pasado. En 2016, el marido de la mediática, el rapero Kanye West, lanzó la canción Famous, en la que se escucha: "Siento que Taylor y yo todavía podríamos acostarnos. ¿Por qué? Porque yo hice famosa a esa zorra".

Días después de salir al mercado el tema, Kardashian compartió en sus redes sociales una conversación telefónica entre el rapero y la cantante. Según ha sostenido Taylor durante todo este tiempo, esta conversación estaba editada, pues ella nunca lo autorizó para que la insultara. Este fin de semana se filtró la que según ella es la conversación real y la que deja en evidencia al rapero y su esposa.

Lea tambiénTaylor Swift vence en su batalla pública contra Kanye West y Kim Kardashian 4 años después

"En vez de responder a todos aquellos que me están preguntando cómo me siento por el vídeo que se ha filtrado, demostrando que siempre dije la verdad sobre esa llamada (ya sabéis, esa que se grabó de forma ilegal y que alguien editó y manipuló con tal de incriminarme y hacerme pasar a mí, a mi familia y a los fans por un infierno durante 4 años), deslizad hacia arriba para saber lo que de verdad importa", señaló.

Kim Kardashian respondió furiosa este martes a las palabras de Taylor. La acusa de remover los fantasmas del pasado en estos tiempos tan complicados por el coronavirus: "Taylor Swift ha elegido recomenzar un viejo intercambio que a estas alturas parece muy egoísta dado el sufrimiento por el que pasan millones de víctimas reales ahora mismo", escribió este martes en Twitter.

La empresaria asegura que la cantautora miente una vez más: "No sentí la necesidad de comentar nada hace unos días, y de hecho estoy avergonzada y aterrorizada de hacerlo ahora mismo, pero como ella sigue hablando sobre ello, siento que no tengo otra opción que responder porque de hecho ella está mintiendo".

Kardashian defiende la postura de su marido a capa y espada y aclara cómo sucedió todo según su versión: "Para que quede claro, el único problema que siempre tuve con la situación es que Taylor mintió a través de su publicista, que dijo que 'Kanye nunca llamó para pedir permiso'", señaló.

Lea tambiénKim Kardashian y su hermana Kourtney terminan a golpes en una pelea doméstica

Insiste en que la polémica no está en la palabra 'zorra': "Claramente, [Kanye y Taylor] sí hablaron, así que dejé que lo vierais todos. Nadie negó nunca que la palabra 'zorra' fue usada sin su permiso. En aquel momento, cuando hablaron, la letra de la canción todavía no estaba completa, pero tal y como todos pueden ver en el vídeo, ella manipuló la verdad de la conversación real".

"La mentira nunca tuvo que ver con la palabra zorra, sino que siempre hacía referencia a si hubo o no una llamada y el tono de esa conversación. Nunca edité el vídeo (otra mentira). Solo publiqué una serie de clips en Snapchat para demostrar mi argumento y el vídeo que se ha filtrado recientemente no cambia la narrativa", sostiene.

La guerra entre Kayne y Taylor viene de lejos. En 2009, el rapero interrumpió un discurso de Swift durante los premios VMAs para decir que Beyoncé se merecía más que ella el premio a Mejor Videoclip Femenino. En la polémica canción que lanzó años después, el marido de la socialité se atribuye el reconocimiento del crecimiento profesional de la cantante.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.