elEconomista.es

Toñi Moreno se ejercita en casa durante el confinamiento: esto es lo que cuesta su entrenador personal

19/03/2020 - 12:47

Apartada de los focos por la crisis sanitaria del coronavirus, Toñi Moreno dedica el tiempo a cuidar de su hija Lola y también a hacer ejercicio para mantenerse en forma. Para ello, durante los días de encierro cuenta con el asesoramiento online de un entrenador personal, uno de los favoritos entre las famosas y cuyos servicios cuestan entre los 60 y 100 euros por sesión.

La catalana se puso en las manos de este profesional del deporte, Álex Guita, para recuperarse después de dar a luz. A través del canal de Mediaset, Mtmad, comenzó a retransmitir sus sesiones, pero el confinamiento hizo que tuvieran que continuar sus clases de forma online.

Lea tambiénToñi Moreno se protege con mascarilla y guantes para salir a la calle

Ya están manos a la obra: "Van a ser días muy duros. Hay que establecer una rutina para no desesperar. Empezamos al aire libre pero ahora debemos continuar en casa", escribía en Instagram junto a una foto en la que charlaba a través del ordenador con este entrenador de 27 años.

Este profesional tiene experiencia con otros famosos, pues algunos como el actor Nacho Guerreros, la cantante Ana Mena, Isa Pantoja, Alejandro Albalá, Makoke y Javier Tudela ya han contado con sus servicios. Su fama y su buen hacer provoca que no escatime en precios. Por cada sesión en grupo cobra 100 euros, mientras que por las clases individuales pasa recibos de 60 euros por sesión. También tiene bonos de 5 clases por 275 euros y 10 clases por 500.

Lea tambiénToñi Moreno publica una foto de su pequeña Lola para recomendar a la gente no salir de casa

El trabajo no le falta a este joven, que imparte su clase en los domicilios de cada cliente, en centros deportivos y en salas privadas. Durante los días de encierro, ha mostrado su solidaridad ofreciendo clases a través de Instagram.

Toñi Moreno volvió a ponerse frente a las cámaras de Mujeres y Hombres y Viceversa el pasado 4 de marzo. Sin embargo, la propagación del coronavirus en España, donde ya hay más de 17.000 infectados y más de 700 fallecidos, le trastocó sus planes y, al igual que el resto de españoles, tuvo que aislarse en casa. En su domicilio de Pozuelo de Alarcón (Madrid) cuida muy atentamente a su pequeña Lola. 







Comentarios 0