Actualidad

Corinna dice que ella tenía razón después del comunicado de Felipe VI

La examante del rey Juan Carlos ha emitido un comunicado horas después de que el rey Felipe VI anunciara que renuncia a la herencia de su padre y que le retira la asignación oficial. Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que destapó las supuestas cuentas suizas del emérito en sus conversaciones con el excomisario Villarejo, afirma que la última acción de la Casa Real española corrobora los "abusos" contra ella y la nula voluntad de detenerlos.

"Desde 2018 hemos intentado en repetidas ocasiones comunicarnos a través de los canales diplomáticos apropiados, la Embajada de España en Londres y la Casa Real incluida, sobre la campaña de abuso que se ha estado librado contra nuestra cliente durante ocho años. Se hizo caso omiso de los graves asuntos que comunicamos en detalle y en ningún momento se reconoció–ni mucho menos se tomó medida alguna para remediar– tal abuso, que ha continuado hasta hoy", reza el comunicado emitido por el equipo legal de Corinna, liderado por el abogado Robin Rathmell.

Lea también: Felipe VI vive días de terror, por culpa del escándalo de don Juan Carlos, Corinna y los 65 millones, según Jaime Peñafiel

"Amenazados e intimidados"

Hace solo unos días que Corinna denunció públicamente el "acoso" que tanto ella como su familia sufrían desde hacía más de ocho años. La exprincesa alemana aseguró que el CNI ha tratado de convertir su vida en un infierno y que tanto ella como su hijo han sido "amenazados e intimidados". Su defensa afirma que aportará numerosas pruebas de que su cliente lleva años sufriendo una "terrible campaña de difamación y acoso por parte de los Servicios de Inteligencia españoles". Ella concedió una entrevista el pasado fin de semana para Daily Mail en la que se mostró apenada por la situación: "No me queda otra opción que emprender acciones legales después de ocho años de abusos, incluyendo amenazas contra mi hijo", dijo Corinna. "Dado que no hay un final a la vista, haré lo que tenga que hacer".

La defensa de Corinna explicó que su clienta merece "una exoneración oficial y una disculpa completa" tras lo que califica de una "campaña extraordinaria de difamación y presión psicológica, impulsada con persistencia obsesiva durante siete años" y que debió implicar "un importante compromiso de recursos por parte del Servicio Secreto español". Señalan a dos personas: el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia, Féliz Sanz Roldán, por dirigir la supuesta campaña; y al rey Juan Carlos, por conocerla y no hacer nada para detenerla.

Un 'amistad entrañable' y 65 millones de euros

Juan Carlos I y Corinna Sayn Wittgenstein mantuvieron una 'entrañable amistad' durante casi seis años, concretamente desde el 2006 al 2012. Se conocieron en un cena en Ditzingen, Alemania, y se volvieron inseparables. La exprincesa acompañó al emérito en viajes oficiales y también privados. Durante ese tiempo, actuó como "asesora del gobierno español a través de su empresa Apollonia Associates en temas relacionados con Oriente Medio", según ella misma declaró, y ocupó un fabuloso chalé muy cerca del palacio de la Zarzuela, en El Pardo.

En 2012, la relación íntima entre el emérito y Corinna saltó a la prensa a raíz del accidente que Juan Carlos sufrió durante una cacería en Botsuana, a la que acudió con ella. Ese mismo año, el rey donó en 2012 a Corinna 65 millones de euros, salidos de una cuenta en la que Su Majestad había recibido cuatro años antes más de 100 millones por parte del rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdulaziz. 

Robin Rathmell, abogado de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, explicó a Informalia que "nuestra cliente recibió un regalo, que ella no había pedido, del Rey Emérito". El letrado puntualizó que don Juan Carlos describió tamaño obsequio como "una forma de donación para ella y su hijo, con los cuales él se había encariñado". La defensa de Corinna asimismo pondera que eso fue después de "varios años de mala salud (de don Juan Carlos) durante los cuales nuestra cliente lo cuidó".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin