elEconomista.es

Iñaki Urdangarin se queda sin voluntariado por culpa del coronavirus

10/03/2020 - 11:47

Iñaki Urdangarin está viviendo las consecuencias del famoso coronavirus desde la prisión de Brieva (Ávila) en la que cumple condena. En su caso, en COVID-19 se ha convertido en algo más que una amenaza y una fiebre, pues la expansión del virus y las medidas extremas del Gobierno han dejado al marido de la infanta Cristina sin salidas al exterior.

El voluntariado de Iñaki Urdangarin, que lleva a cabo tres días por semana en jornadas de ocho horas, ha quedado suspendido temporalmente. El Hogar Don Orione, donde el marido de la infanta Cristina colabora en el área de fisioterapia y rehabilitación, ha cancelado las entradas al centro para proteger a sus internos, todos ellos pertenecientes a grupos de riesgo.

Lea también: Urdangarin podrá salir de prisión dos veces al mes pero no le autorizan a viajar a Ginebra

Por otro lado, Instituciones Penitenciarias ha comunicado este lunes que restringe las entradas y salidas de prisión para evitar que se propague el coronavirus en las zonas alertadas, Madrid y País Vasco. Así las cosas, quedan cancelados temporalmente los permisos de los internos y también las visitas que reciben del exterior por parte de familiares y amigos; y los portadores del COVID-19 o sospechosos de portarlo serán aislados en celdas individuales.

Estas medidas no afectan a Urdangarin, pues su prisión está en la provincia de Ávila, pero podría hacerlo si se expande el virus y las medidas se generalizan en toda la Península. En los últimos meses, el yerno del rey Juan Carlos ha salido en dos ocasiones de la cárcel. Su primer permiso, en Navidad, constó de cuatro días; el segundo, el pasado mes de febrero, fue de seis.







Comentarios 0