elEconomista.es

El imperio del emir de Dubái en el Reino Unido: desde una mansión de 75 millones de libras a sus inversiones en la hípica


El gobernante de Dubái, el emir Mohammed bin Rashid Al Maktoum, tan en boca de todos últimamente por su polémico divorcio con Haya de Jordania, es uno de los hombres más ricos del mundo. En el Reino Unido tiene una serie de propiedades millonarias, además de activos y empresas de gran valor.

De acuerdo con una investigación del Daily Mail, el gobernante tiene en su poder una gran colección de casas, entre las que se incluye una finca en el condado de Surrey con un valor de 75 millones de libras. La adquirió en los años 90, para evadirse del sofocante verano del Golfo. En esta ha tenido algún que otro problema, puesto que en mayo de 2019 se le acusó de instalar cabañas portátiles sin permiso para alojar a sus sirvientes.

También cuenta con una mansión de gran valor histórico en el condado de Suffolk y con una gran propiedad en el concejo escocés de Highlands de nada más y nada menos que 63.000 hectáreas de superficie. Esta última, que la compró por dos millones de libras hace ya dos décadas tiene hasta 58 habitaciones, un helipuerto triple y un pabellón de caza de lujo de 16 habitaciones. 

Lea también - Haya de Jordania gana el juicio contra su exmarido: el emir de Dubái secuestro y torturó a sus hijas

Pero no todo se queda en flamantes casas y propiedades. El jeque, que mantiene una buena relación de amistad con la reina Isabel II, también ha invertido en el mundo de la construcción y los deportes. Entre sus negocios se incluye el establo de carreras Godolphin, que se encuentra en Suffolk y es uno de los más atractivos para los amantes de la hípica.

Su afición por los caballos de pura sangre es tal que en 2009 también compro el histórico Dalham Hall por 45 millones de libras. Utilizó esta casa de campo a modo de granja de sementales, un negocio redondo gracias a la proximidad de la finca con el famoso hipódromo de Newmarket.

Lea también - La princesa Haya, enchufada en Londres: su hermano, el rey de Jordania, pide trabajo para ella

Además, su aerolínea, Emirates, patrocina al equipo londinense del Arsenal. Los jugadores lucen su nombre en las camisetas y el estadio del equipo tiene el nombre de Emirates Stadium. El acuerdo entre ambas partes se cerró en 200 millones de libras por cuatro años, según el mismo tabloide.







Comentarios 0