elEconomista.es

El príncipe Andrés ficha a la ex abogada de Pinochet para que lo defienda en el caso Epstein


El príncipe Andrés ha contratado los servicios de una reconocida abogada para que lo asesore legalmente en su vinculación con el caso de Jeffrey Epstein, acusado de liderar una trama de explotación sexual y tráfico de menores. La letrada es Clare Montgomery, conocida por defender en los juzgados al dictador chileno Pinochet y ponerse al frente de otros casos muy mediáticos.

Según señala Telegraph, el sueldo de esta letrada de 61 años y origen británico ronda las 1.000 libras por hora. Actualmente se encuentra en las filas del despacho de abogados Matrix Chambers, que fue cofundado por Cherie Blair, la mujer del exprimer ministro británico Tony Blair. También colabora en la búsqueda de Nirav Modi, empresario indio al que se le acusa de hacer el mayor fraude en su país. 

Lea también - El cumpleaños más triste del príncipe Andrés: sin honores y salpicado por otro escándalo sexual

En el pasado representó a  Pinochet en la Cámara de los Lores, que fue detenido en Londres tras una orden internacional del jurista Baltasar Garzón. Dirigió también otros casos de gran calibre, pues lideró a la Fiscalía en el proceso de extradición de Julian Assange, el cofundador de Wikileaks, que actualmente cumple condena en Londres.

El ex de Sarah Ferguson ha contratado a Montgomery después de contar con los consejos de Gary Bloxsome, abogado que defendió al Ejercécito británico tras las acusaciones de encubrir crímenes de guerra. Se trata de la primera vez que la familia real británica forma un equipo legal de tal magnitud para que le defienda y asesore ante un escándalo. 

Lea tambiénEl príncipe Andrés de Inglaterra, salpicado por un nuevo escándalo sexual de otro amigo suyo

Según aseguró el pasado mes de enero el fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoggrey Berman, el hijo de la reina Isabel II se habría negado a colaborar con el FBI en la investigación del caso. Fuentes cercanas al príncipe Andrés alegaron por aquel entonces que el príncipe estaba "desconcertado y enojado" por tal información, asegurando que "aún no le habían contactado", según recogió el Daily Mail

La vinculación del duque con el pedófilo Jeffrey Epstein ha dado mucho de qué en los últimos meses. El duque de York trató de limpiar su imagen en una entrevista concedida a la BBC, pero empeoró su situación, causando un auténtico quebradero de cabeza a su madre, que tras una intensa reunión con el príncipe Carlos, lo animó a renunciar a sus deberes reales.







Comentarios 0