elEconomista.es

Isabel Pantoja triunfa con mal sonido y sin su hija Isa apoyándola en su regreso

7/03/2020 - 10:12

Isabel Pantoja le perdonan todo, incluso algunos fallos de sonido: ella enamora siempre a su público y en su reaparición de este viernes la tonadillera, arropada por los suyos, volvió a hacerlo ante un Wizink Center abarrotado por los fans. Pero su hija Isa Pantoja no estuvo allí.

El antiguo Palacio de Deportes no sonaba bien en la parte de arriba. A Isabel Pantoja le gritaron para que supiera lo que pasaba y ella contestó que no era su culpa y que lo arreglaran, y siguió cantando. El recinto había abierto sus puertas mucho antes de las 9 de la noche. La tonadillera regresaba a los escenarios y todo tenía que ser perfecto: meses de ensayos, el público impaciente, las gradas repletas, cámaras de televisión. Como ya venía anunciando la hija pequeña de Isabel, Chabelita no podría acudir a esta cita tan importante para su madre porque coincidía con el cumpleaños de su pequeño Albertito.

Lea también: Isabel Pantoja ataca a su anterior discográfica: "No más engaños. Ya se han llevado bastante de mí"

A pesar de esta notable ausencia, Isabel lo dio todo ante su público. La cantante se dio un baño de amor y cariño en el arranque de su concierto donde comenzó entonando su nuevo tema Enamórate.

A su concierto no faltaron su hijo Kiko Rivera ni su nueva Irene Rosales, así como muchos amigos de Mediaset y Telecinco como la periodista Sonsóles Ónega y el músico Carlos Jean.

También las compañeras de concurso de Anabel Pantoja en Gran Hermano VIP y El tiempo del descuento se dejaron ver por las inmediaciones del Wizink Center. Un concierto en el que también pudimos ver a los exconcursantes de Operación Triunfo 2018, Ana Guerra y Ricky Merino.







Comentarios 1

#1
09-03-2020 / 14:06
anac
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Esta "señora", por enésima vez, ha dejado patente su inmensa soberbia y su carácter insufrible. Dice que lo del sonido no es culpa suya. De quien no es culpa es del público que ha pagado un dinero por OIRTE cantar!!!!!!!!!!!!!!. No es una contestación acertada, sin duda.

Y el trato que dio a los periodistas después del concierto es, sencillamente, inaceptable.

La cabra tira al monte.....