Actualidad

Harvey Weinstein, trasladado a prisión después de ser operado del corazón

Harvey Weinstein fue trasladado este jueves a la prisión neoyorquina de Rikers tras ser operado con éxito del corazón. El productor, que el lunes 24 de febrero fue declarado culpable de abuso y violación y ahora se enfrenta a una condena máxima de 29 años de cárcel, permanecerá allí a la espera de la sentencia que sale el próximo 11 de marzo.

Según señalaron fuentes cercanas al diario Page Six, el magnate de Hollywood se sometió este miércoles a una cirugía cardíaca en el Hospital Bellevue. "Le pusieron una férula en el corazón el miércoles por la noche. La operación duró cuatro horas". Harvey ya se encuentra en la prisión de Rikers, uno de los mayores y más peligrosos complejos de Estados Unidos.

Lea tambiénHarvey Weinstein: la imagen del depredador sexual descansando en el hospital

Dentro de esta prisión, Weinstein se encontraría en el Hospital Rikers Island. Tal y como informan las mismas fuentes, el productor está muy controlado en prisión para prevenir otro incidente como el de Jeffrey Epstein, el depredador sexual de menores que se quitó la vida en agosto en su celda de Manhattan.

La instalación donde permanece cuenta con 416 camas, de las cuales 263 están en unidades especiales reservadas para los carcelarios que "requieren custodia de protección extrema debido a la notoriedad o la naturaleza de sus casos o que tienen condiciones relacionadas con el VIH o el SIDA".

El productor de éxitos como Shakespeare in love permanecerá ingresado en esta prisión provisionalmente, hasta que se conozca la sentencia del próximo miércoles 11 de marzo. El pasado lunes 24 de febrero fue hallado culpable de abuso y violación y podría recibir una condena de hasta 29 años a pesar de que se ha librado de la mayoría de las acusaciones porque han prescrito.

Lea también - Hillary Clinton, satisfecha por la condena contra Harvey Weinstein: "Era hora de rendir cuentas"

Dos de ellas, en cambio, le llevarán con toda seguridad a la cárcel. Por practicar sexo oral a una asistente de producción contra su voluntad en 2006 le pueden ser imputados entre 5 y 25 años de prisión, mientras que por violar en 2013 a la aspirante a actriz Jessica Mann le pueden caer un máximo de 4.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin