Actualidad

Entramos a Frogmore Cottage, la espectacular mansión de Meghan Markle y el Príncipe Harry en el Reino Unido

Meghan Markle y el príncipe Harry se encuentran en el Reino Unido para cumplir con su última ronda de compromisos oficiales antes de renunciar definitivamente a sus deberes reales el próximo 31 de marzo. Los dos siguen contando con su flamante casa de Frogmore Cottage, la misma a la que se mudaron unas semanas antes de nacer el pequeño Archie y que reformaron con  2'4 millones de libras de todos los contribuyentes.

La mansión, que fue un regalo de bodas de la reina Isabel II, cuenta con numerosas estancias al alcance de muy pocos, tal y como se puede apreciar en las fotos difundidas por la Royal Collection Trust. Todas ellas cuentan con mucha historia, pues por sus paredes han pasado su primera dueña, la reina Charlotte, junto a su marido Jorge III; sus hijas solteras; la reina Victoria y su marido, el príncipe Alberto; y la reina Xenia Aleksándrovna de Rusia, que se exilió allí tras la revolución de 1917. La reina madre y el padre de Isabel II, Jorge VI, también pasaron en ella su luna de miel en 1923.

Lea tambiénMeghan Markle: la cifra millonaria que le ofrecen por volver a la serie Suits

Una de las habitaciones principales fue decorada por la reina Charlotte. Predominan los motivos florales con muebles a juego debido a la gran afición de esta reina por la botánica. Otra de las flamantes habitaciones, conocida como la galería cruzada, fue pintada de guirnaldas por una de sus hijas solteras.

La casa cuenta también con cuadros a lo largo y ancho de sus paredes. Muchos de ellos creados por las hijas de las reinas Charlotte y Victoria, que eran unas grandes aficionadas a la pintura. 

Lea tambiénMeghan Markle y el príncipe Harry regresan a Londres como estrellas de Hollywood

Los exteriores son el gran atractivo de esta mansión. Cuenta con hasta 130.000 metros cuadrados de jardines y más de 4.000 árboles y arbustos, entre los que destacan los tulipanes y las secuoyas. En uno de los rincones con más historia se encuentra un mausoleo que fue construido para la reina Victoria y su marido, el príncipe Alberto. En él, hay expuestas algunas pinturas de Rafael.

En los jardines también hay otras construcciones que no se quedan nada atrás, como una casa del té construida también para la reina Victoria o una casa de verano de estilo gótico, cubierta de arriba a abajo por plantas trepadoras. También cuenta con un enorme lago que preside la entrada a la residencia, decorado por montículos boscosos y algún que otro puente.

Lea también - Meghan Markle vuelve a Hollywood por la puerta grande: invitada de honor a la MET Gala

Los duques de Sussex la reformaron en 2018, cuando Isabel II se la cedió como regalo de bodas. La reforma les costó a los contribuyentes del Reino Unido nada más y nada menos que 2,4 millones de libras. Tras su renuncia a los deberes reales, la monarca británica les ha exigido que deben pagar hasta el último centavo de la reforma si quieren seguir utilizándola cada vez que vuelvan de Canadá.

Meghan y Harry dejarán de ser royals británicos el 31 de marzo, día en el que además comenzarán a ser independientes económicamente. Han vuelto al Reino Unido para hacer frente a los últimos actos oficiales. El próximo 9 de marzo asistirán por expreso deseo de la reina a la misa que se celebra tradicionalmente con motivo del día de la Commonwealth en la abadía de Westminster.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin