elEconomista.es

Marta Luisa de Noruega desata la pasión en el mar con su novio, el chamán Durek Verrett

4/03/2020 - 10:50

Marta Luisa de Noruega (48) y su novio, el chamán Durek Verrett (45), han disfrutado de unos agradables días de playa en Hawái. Se trata de la primera vez que se les ve juntos desde el pasado mes de diciembre, cuando acudieron a la tradicional misa navideña que se celebró un día antes del suicidio Ari Behn, el ex marido de la princesa, quien se quitó la vida a los 47 años.

Con estas instantáneas, publicadas por Hola y Diez Minutos, se zanjan los rumores de ruptura que rodeaban al matrimonio desde la muerte de Behn. En las fotografías, la princesa y su enamorado se funden a abrazos y besos en el agua. El chamán también abraza con cariño a dos de los tres hijas de Marta Luisa.

Desde la trágica muerte de Ari Behn, la princesa se volcó en sus hijas, Maud Angélica (16), Leah (14) y Emma (11). Por su parte, Durek ha continuado su trabajo como seminarista en diferentes charlas en Los Ángeles.

Lea tambiénEl chamán Durek pide respeto para las hijas de Marta Luisa de Noruega tras la muerte de Ari Behn

Los dos han dejado su agenda libre durante unos días para verse en las paradisíacas playas de Hawái. Hasta allí también han viajado los hijos de Marta Luisa, la hermana del chamán, Angelina Verrett, y sus dos hijas, Alexandria y Natalia. Para comodidad de todos, alquilaron una villa en la isla de Oahu, aunque también aprovecharon su estancia en la isla para visitar Waikiki, un barrio de Honolulu. 

Lea tambiénMarta Luisa de Noruega y sus hijas, rotas de dolor en el funeral de Ari Behn

"La princesa fue recientemente a Los Ángeles y luego a Hawái para encontrarse con su novio... Y se veían increíblemente enamorados: se bañaron y se besaron y solo tenían ojos el uno para el otro", informaba la revista noruega Se og Hog. La relación entre ellos va viento en popa e incluso los medios noruegos ya apuntan a una posible boda.







Comentarios 1

#1
04-03-2020 / 19:09
ASCO
Puntuación 1   A Favor   En Contra

HACE FALTA SER GUA RRA PARA BAÑARSE CON ESE NEGRO Y ENCIMA PRESUMIR DE ELLO

NO ME EXTRAÑA QUE EL MARIDO SE SUICIDARA