Actualidad

Corinna dice que los espías españoles la persiguen y acudirá a los tribunales

El nombre de la llamada princesa Corinna empezó a resonar con fuerza en España cuando se supo que ella estaba junto al rey Juan Carlos en Botsuana, en aquel safari por el que el padre de Felipe VI tuvo que pedir disculpas públicas y un romance del hoy emérito que hará historia.

Ahora la prensa británica recoge nuevas declaraciones de Corinna en las que asegura que lleva años sufriendo una terrible ampaña de difamación y acoso por parte de los Servicios de Inteligencia españoles. Sostiene la ex amante del Rey que el CNI ha tratado de convertir su vida en un infierno y que ha sido amenzada e intimidada. Pero Corinna no se rinde y contraatacará en los tribunales para defenderse, según ella, con pruebas.

Corinna Zu Sayn-Wittgenstein asegura, según recoge Daily Mail, una buena lista de denuncias, supuestos episodios que afirma haber vivido en primera persona,y que conducen al Servicio de Inteligencia español, que supuestamente la habría atacado para proteger secretos de Estado que ella conoce.

El caso del Tribunal Superior británico al que se dirige Corinna estará dirigido por James Lewis QC, el mimso magistrado que se encarga del caso de Julian Assange, y los abogados de Corinna, Kobre y Kim, han escrito al Ministro del Interior, Priti Patel, y al Secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, para prevenirles de que el proceso puede acarrear de un posible conflicto diplomático entre Reino Unido y España.

"No me queda otra opción que emprender acciones legales después de ocho años de abusos, incluyendo amenazas contra mis hijos", dice Corinna. "La discreción ha sido una consigna a lo largo de mi vida, con mi familia y mi negocio", declarño en su día. "Pero dado que no hay un final a la vista, haré lo que tenga que hacer", afirma.

Mercenarios franceses y polacos

Uno de los episodios que Corinna asegura haber vivido, es el que ella y su asistente, Melissa Holloway, aseguran que sucedió en 2012. Según ambas, el apartamento de Corinna en Mónaco estuvo ocupado durante más de un mes por mercenarios franceses y polacos. Corinna asegura que los servicios de inteligencia españoles le informaron de que los mercenarios, empleados a través de una compañía de seguridad monaguesca, estaban allí para su protección, pero ella considera que en realidad estuvieron allí para eliminar documentos.

"Estaba en peligro constante", dice Corinna. "Pensé que estos hombres me iban a tirar por el balcón. El hecho de que los mercenarios puedan ocupar un apartamento en Mónaco durante más de un mes y luego los agentes españoles puedan robar documentos con total impunidad, plantea preguntas muy serias sobre el principado". Su asistente la apoya en esta historia: "Parecían paramilitares e inmediatamente tomaron el control total de la propiedad", dice la princesa. "El estrés fue abrumador. Claramente no estaban allí para protegernos".

La muerte de Lady Di

Corinna defenderá ante los tribunales que en junio de ese mismo año fue intimidada por el CNI en su habitación del hotel The Connaught en Londres. "Después de la intrusión del servicio de inteligencia en la habitación de mi hotel, me aterré especialmente cuando amenazaron mi vida y las de mis hijos al decir que no podían garantizar nuestra seguridad física". "Ellos insistieron en que me quedara en silencio. Me enviaron un correo electrónico con un pseudónimo que explicaba que si hablaba con los medios, sería devastador para mi imagen. Supuse que esto significaba que si no cooperaba completamente, mi reputación sería destruida. De hecho, esta amenaza se llevó a cabo con mucho éxito", dice en el Daily Mail.

Cuando viajó a Suiza para visitar a su hijo en el internado donde estudiaba, Corinna descubrió que alguien había colocado un libro sobre la muerte de la princesa Diana sobre una mesa de café y al día siguiente recibió una llamada telefónica de un número desconocido en la que una voz dijo en español: "Hay muchos túneles entre Mónaco y Niza".  Esto también lo va a demostrar ente el Tribunal Superior que llevará su denuncia Corinna sostiene aún hoy es seguida  habitualmente en Londres, y que su domicilio ha estado en alguna ocasión bajo protección policial.

El equipo legal de Corinna asegura que el 5 de marzo del año pasado escribió al rey Juan Carlos para informarle, solicitando al padre del jefe del Estado una reunión para hablar con él sobre las acciones legales que Corinna estaba dispuesta a llevar a cabo.

Corinna afirma que varios días después el rey emérito la llamó desde su teléfono satelital y le pidió una cita para verla urgentemente en Londres, reunión que supuestamente tuvo lugar el 16 de marzo y en la que también estuvo presente Alexander, el hijo de 17 años de Corinna. Alexander asegura en el Daily Mail que la reunión existió: "No puedo discutir los detalles de esta reunión privada, excepto para decir que el rey emérito estaba muy preocupado por el tema del interés de los medios", dijo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin