elEconomista.es

La retirada dorada de María Sharapova: icono de publicidad, empresaria y con un patrimonio de 195 millones de dólares

27/02/2020 - 11:46

Maria Sharapova anunció este miércoles su retirada del tenis profesional a los 32 años después de encadenar varios problemas de lesiones y una sanción por dopaje en 2016 que la mantuvo dos años parada. La tenista deja atrás una brillante trayectoria, con 5 Grand Slams y 36 títulos, pero también una impresionante carrera fuera de las pistas como icono de publicidad.

La deportista rusa se despidió del tenis con una carta en la que recuerda sus inicios: "Tenía cuatro años en Sochi, Rusia. Era tan pequeña que mis piernecitas colgaban del banquillo en el que estaba sentada. Tan pequeña que la raqueta que empuñé era dos veces más grande que yo", decía Maria, que dos años después se marchó con sus padres a Florida en "sueño americano", aconsejados por la ex tenista Martina Navratilova. Su padre apenas tenía 700 dólares cuando viajaron y trabajaba en la construcción.

El talento de la jugadora llamó la atención del famoso entrenador de tenistas Nick Bolletieri. Cuando no había cumplido la mayoría de edad, con 17 años, ya tenía sus primeros contratos bajo el brazo y también su primer Grand Slam. Nada más y nada menos que Wimbledon, venciendo a la sempiterna Serena Williams con contundencia en la final (6-1, 6-4).

Fue el primer triunfo importante de una batería de trofeos que le llevó a ser durante muchos años la deportista mejor pagada del planeta. Según Forbes, ingresó 325 millones de dólares entre premios, patrocinios, ect. La única que le supera en este ranking es Serena, que ha ganado 23 Grand Slams.

El éxito deportivo se trasladó fuera de las pistas, donde se convirtió en una de las figuras de publicidad más destacadas. Sus rasgos físicos, de rostro bello y cuidada figura, unidos a su personalidad luchadora, le llevaron a ocupar las portadas de todo tipo de medios día sí y día también. Firmas como Canon, Porsche, Nike, Head y Evian se fijaron en ella y le ofrecieron jugosos contratos publicitarios. Anna Wintour, legendaria editora de Vogue, también sucumbió a su figura, convirtiéndola en protagonista de múltiples reportajes en la revista de moda por antonomasia.

El 7 de marzo de 2016, la vida deportiva de Sharapova dio un vuelto al dar positivo en melodium, sustancia que llevaba consumiendo desde 2006, pero que era legal hasta diciembre de 2015. Fue sancionada con dos años sin jugar al tenis. Maria, entonces, centró sus esfuerzos en progresar como empresaria y echó su candidatura a la prestigiosa Escuela de Negocios de Harvard, que solo aceptó a un 11% de las solicitudes ese mismo año. Una de ellas fue la de Maria.

Los conocimientos adquiridos en el exclusivo centro estadounidense le permitieron administrar con garantías sus empresas. Y no son pocas: Sugarpova, una línea de dulces que creó hace 6 años; inversiones en Ultimate Fighting Championship; el bloqueador solar Supergoop y una app llamada Charly, que permite que los usuarios le manden mensajes a las celebridades. Por si fuera poco, se alió el año pasado con el arquitecto Dan Meis para codiseñar proyectos que incluyen el Staples Center de Los Ángeles y el Safeco Field de Seattle.

En todos sus proyectos empresariales, la rusa confía en personas que están junto a ellas desde hace años: "Una de las cosas que he aprendido de mi deporte es la importante de construir un buen equipo. Tengo un pequeño grupo de personas en el que confío, cuya opinión pido para casi todo. Te sientes más segura de tu opinión y de tus propias decisiones. Hay una razón por la que tienes un equipo que te apoya, y es que saben mucho más que tú en ciertas áreas. No quiero ser el empleado más inteligente del equipo", explica Maria, que tiene en su agente Max Eisenbud a su hombre de confianza y clave en todas sus decisiones.

Tras anunciar su retirada, Sharapova continuará con sus negocios y también tendrá más tiempo para pasar junto a su novio, el también empresario Alexander Gilkes, con quien sale desde hace más de dos años. El millonario de 40 años, cofundador y presidente de Paddle8, mandó un cariñoso mensaje a la tenista: "¡Para la persona más amable y profesional que conozco, aquí está para ti María, y todo lo que te espera en tu próximo capítulo! Que continúen inspirándonos a todos con su profunda humildad, autoestima, fortaleza y enfoque", escribió en las redes.







Comentarios 0