elEconomista.es

Harvey Weinstein se prepara para la cárcel: contrató a un "asesor de presos"

26/02/2020 - 10:37

Harvey Weinstein, que este lunes fue declarado culpable de abuso y violación y ahora se enfrenta a una condena máxima de 29 años de cárcel, contrató a un "asesor de presos" para que le ayudara a prepararse en un más que posible ingreso en prisión. El productor de Hollywood permanece ingresado en el hospital de Bellevue en Manhattan a la espera de la sentencia del próximo 11 de marzo.

Según el diario The New York Post, el magnate se puso en manos de este profesional para saber cómo recibir la asistencia médica adecuada en prisión, ya que padece de diabetes y tiene problemas de espalda.

Lea tambiénHarvey Weinstein, de rey de los Oscar a monstruo condenado por abusos sexuales

El productor de éxitos como Shakespeare in love está ingresado desde el lunes por la tarde tras sufrir una hipertensión arterial y palpitaciones cardíacas. Su abogado Arthur Aidala, que lo visitó este martes en el centro sanitario, indicó que no se sabe la fecha exacta en la que el magnate ingresará en la cárcel de Rikers Island en Nueva York, donde tendría que permanecer hasta la sentencia del próximo 11 de marzo.

Durante su estancia en el hospital, el letrado ha indicado que estos días podría recibir la visita de algunos amigos y familiares, al mismo tiempo que ha dado algún detalle de su estado anímico: "Se muestra entusiasta en la continuación de su lucha". Además, tiene confianza en "salir de prisión lo antes posible".

Lea tambiénHarvey Weinstein, hospitalizado tras ser declarado culpable de dos delitos sexuales

Harvey Weinstein fue uno de los mayores productores de Hollywood y llegó a acumular una fortuna de más de 250 millones de dólares. Era una de las estrellas en cada gala de la meca del cine, hasta que en 2017 salieron a la luz las denuncias de abusos sexuales. Este lunes fue hallado culpable de abuso y violación y podría recibir una condena de hasta 29 años a pesar de que se ha librado de la mayoría de las acusaciones porque han prescrito.

Dos de ellas, en cambio, le llevarán con toda seguridad a la cárcel. Por practicar sexo oral a una asistente de producción contra su voluntad en 2006 le pueden ser imputados entre 5 y 25 años de prisión, mientras que por violar en 2013 a la aspirante a actriz Jessica Mann le pueden caer un máximo de 4.







Comentarios 0