elEconomista.es

La exmujer del rey de Malasia teme por su vida

24/02/2020 - 16:40

Oksana Voevodina, una modelo rusa de 25 años que ostentó el título de Miss Moscú y que cambió radicalmente de vida al casarse con el rey de Malasia, Mohamed V, teme ahora por su vida, según ha declarado en el canal público de su país, donde ha explicado su lucha para que se reconozca a su hijo como sultán.

La modelo se convirtió al islam, pasó a llamarse Rihana Petra y se casó por sorpresa con Mohamed V, rey de Malasia, en una boda fastuosa en noviembre de 2018. Dos meses después el monarca, de 49 años, anunció su abdicación para vivir intensamente su historia de amor que, sin embargo, se prolongó por solo seis meses.

Comenzaba así un convulso divorcio con un niño de dos meses de por medio, cuya paternidad también ha sido fuente de disputas. Con todos estos frentes abiertos, Oksana ha confesado al canal estatal ruso Channel Oneque que dos días después de celebrar su matrimonio en Moscú se enfrentó a un doloroso hallazgo "que cambió todo". El teléfono de su esposo comenzó a sonar. Cuando ella respondió, pensando que alguien deseaba felicitarles por su enlace, una voz de mujer le gritó que ella era su esposa y le advirtió: "¡No te atrevas a coger el teléfono de mi marido!". Según Oksana, la mujer se llamaba Diana Petra, nombre que adoptó al casarse, y era checa.

Él le explicó que la mujer del teléfono era su ex, con la que aun tenía que resolver algunos asuntos, y que ella no sabía nada de su nuevo matrimonio. Mohamed V le mostró el certificado de matrimonio que establecía que Voevodina era su primera y única esposa. Sin embargo, la rusa mostró otro a la presentadora de televisión que demuestra que el sultán dio el "sí quiero" a Diana Petra anteriormente, en 2010.

Quiere coronar a su hijo

Según cuenta el Daily Mail, la entrevista se grabó en un "lugar seguro", ya que Oksana teme por su vida y la de su hijo, Ismail Leon, a quien ella llama futuro rey de Malasia, pero su exmarido incluso cuestiona su paternidad. Su abogado aseguró tras confirmar la separación que "no hay evidencia objetiva" de que Mohamed V sea el padre biológico del pequeño.

La exmiss Moscú ha asegurado que a ella nadie le notificó oficialmente el divorcio. Sin embargo, el letrado sostiene que el exmonarca pronunció ante dos testigos musulmanes el conocido como "triple talaq", un precepto islámico según el cual el marido únicamente debe pronunciar tres veces la palabra, que significa divorcio, para poner fin a su matrimonio. La corte le había dado permiso previamente y el pasado 1 de julio se emitió el certificado que rompía finalmente la relación.

Oksana se enteró de su divorcio por Internet y ahora se enfrenta a su exmarido para que reconozca a su bebé: "Despierta. Tienes un hijo y eres padre. Eres un miembro de la realeza y no importa lo que sucedió con nuestro matrimonio, quiero que mi hijo tenga a sus padres. Piensa en él", se lamentó en una entrevista publicada en el Mail Online.

Mientras continua el tira y afloja, Malasia ya tiene un nuevo Rey, Tengku Abdullah, que fue coronado el pasado 30 de julio.







Comentarios 0