elEconomista.es

Nueva biografía de Letizia: "Republicana, nada religiosa y muy atrevida", según sus antiguos amores

19/02/2020 - 2:03

Los hombres que que amaron o fueron amados por Letizia antes de que la periodista se casara con Felipe de Borbón hablan en una nueva biografía que se publica este jueves en España. El autor elabora una visión de la reina después de entrevistarse directa o indirectamente con su padre y con distintas personas que han pasado por su vida, la mayor parte hombres mucho mayores que la asturiana, alguno de ellos, casado. "Republicana, nada religiosa, ambiciosa, disciplinada y muy atrevida", son los adjetivos que escoge el argentino que firma la obra para definir a la mujer del Monarca español.

Letizia Ortiz Rocasolano tenía 25 años cuando se casó con el profesor de Literatura del instituto donde ella estudiaba después de salir con él durante nueve años, desde que tenía 16 o 17. Alonso Guerrero explica en esta nueva biografía con total naturalidad que aún hoy a veces se reúne a conversar con él en cafés de Alcalá de Henares. "Yo no diría que soy un ancla, pero sí alguien sólido al que puede volver, porque yo no he cambiado", dice. "Ella siempre me escuchó. Ahora es una buena amiga", declara Guerrero al autor.

Lea también - Las infantas Elena y Cristina hacen piña contra Letizia: así es la venganza de las cuñadas Borbonas

"Antes de conocer a Felipe de Borbón, la futura reina de España nunca se había comprometido con un hombre que no fuera periodista o escritor. Se casó con un profesor de literatura cuando su ilusión era escribir, se enamoró de un periodista mexicano de investigación cuando ella también quería serlo y fue la pareja secreta de un periodista extranjero cuando publicaba informes de política internacional en la agencia EFE", cuenta en su libro Letizia: la reina impaciente el argentino Leonardo Faccio, escritor, antropólogo y periodista residente en Barcelona. El libro sale a la venta este 20 de febrero, y adelantamos algunos fragmentos que nos facilita la revista Vanity Fair, revista que publica un capítulo completo de la biografía no autorizada de la reina.

La reina impaciente

"Había también disciplina en su búsqueda amorosa de un par superior cuya competencia le permitiera evolucionar. "Nosotras éramos muy masculinas", me dice su compañera de la agencia EFE con la que compartió un viaje a Pamplona durante las fiestas de San Fermín.

"Profesionales a tiempo completo que no querían tener hijos. Queríamos libertad. Letizia decía: 'Nunca en mi vida voy a tener hijos". En aquel viaje a Pamplona que compartieron, su amiga recuerda que al volante iba un periodista estadounidense, responsable en la agencia del servicio internacional, diez años mayor que ella, y que llevaban unos seis meses juntos.

Esos tres romances del pasado de la reina de España tenían más o menos diez años más que ella. También era periodista y escritor un compañero de trabajo en el canal de noticias CNN+, la última pareja que tuvo Letizia Ortiz antes de convertirse en princesa. El rey Felipe VI siempre fue un hombre tímido obligado a hablar en público, y acabó enamorándose de una locuaz presentadora de televisión. La locuaz presentadora de televisión siempre fue una mujer audaz que en sus novios buscaba, más que una pareja sentimental, a maestros cómplices de su oficio.

(....)

Su exmarido escritor y profesor de literatura era, al mismo tiempo, con quien debatía los libros que ella leía y quien le abrió una puerta a su ilusión de independencia juvenil de dormir fuera de casa… Guerrero es el escritor y profesor de literatura del que ella se enamoró y con quien se casó, el hombre de su vida antes del príncipe. Letizia Ortiz había conocido a Guerrero cuando asistía al turno de noche del instituto madrileño Ramiro de Maeztu, de Madrid, donde él daba clases de Literatura Española, y, durante las horas libres, el profesor y la reina del futuro se encontraban en la cafetería del instituto. "Yo discutía mucho de literatura con ella", me dice el ex. "Cuando uno cree en lo que piensa, eso se contagia siempre"...

"Ella era muy atrevida", me dice Luis Miguel González, exeditor del diario Siglo 21 de México, al preguntarle qué le había atraído de Letizia Ortiz. "Tenía esa actitud de quien se permite tocar puertas con poca prudencia, y se acercaba a todo lo que le llamaba la atención".

La reina había conocido a González cuando abandonó una maestría (becaria) en Periodismo que hacía en Guadalajara, México, y entró a trabajar en el mismo diario donde él era jefe del equipo de investigación. Ella firmaba como "Ada" en el suplemento de ocio Tentaciones. "Tenían pasión por la literatura y el periodismo. Eso creó una pasión mutua que los tocó profundamente", me dice Francisco Hernández, un amigo de Luis Miguel González que trabajaba en la misma facultad donde la joven había cursado su maestría. "Fue una relación muy pasional. Él estaba casado, pero la pasión te hace olvidar todo. Luego puedes decir 'lo lamento", me dice la antropóloga Silvia Lailson, que era editora del periódico y confidente de la reina por venir. "Letizia no es el dalái lama que va buscando lo que se encuentra. Es alguien que siempre está buscando algo más. Alguien muy ambiciosa y disciplinada", recuerda Luis Miguel González. "A mí me buscaba para tener una visión más realista y equilibrada. Como alguien que sabe ver las cosas desde afuera".

(....)

Aunque la imagen de mujer sumisa es la versión iconográfica más difundida de las reinas, los exnovios de Letizia Ortiz no la recuerdan así. "Quiero mantener a esa persona lo más lejos posible de mi vida", me dice David Tejera quien fuera su pareja en CNN+ y que se separó de ella cuando el príncipe apareció en escena. Luis Miguel González, el exeditor jefe del diario Siglo 21, es más breve. "Yo, por salud mental, no le sigo la pista". El periodista del servicio internacional de EFE, con quien la reina tuvo una historia, es más práctico. "No me interesa regalar mis memorias", le respondió por WhatsApp a su amigo Eliseo García Nieto cuando este le preguntó si quería contar su historia a un cronista. Los amigos de la reina tienen sentimientos encontrados hacia ella. "Yo conocí a Letizia con una idea bastante clara", me dice García Nieto. "Republicana, nada religiosa y ahora dudo de si fui amigo de esa persona o no".

(....)

Hoy la reina de España necesita ser popular. Necesita cosechar buenos comentarios sobre ella para mantener altos sus índices de popularidad. El padre de la reina, quien también había sido locutor, trabaja en Madrid en una empresa de asesores de comunicación y dice que educó a sus tres hijas en una cultura de supervivencia.

"El viaje con mis hijas consistía en ver y aprehender", me dice Jesús Ortiz. "Es de personas con amplitud de miras, de personas sin complejos. Es abrirse a las experiencias y a los demás: a la sociedad, al mundo. La política no deja de ser un acto social. Yo creo que la apertura de miras es un espíritu de supervivencia".

(....)

Alonso Guerrero, el exmarido de la reina, ve su historia con ella como el argumento de una novela. Tras nueve años de noviazgo y uno de matrimonio, nunca han dejado de frecuentarse. De cuando en cuando la reina esquiva a los paparazzi que la persiguen y se reúne a conversar con él en cafés de Alcalá de Henares, la ciudad próxima a Madrid donde nació Miguel de Cervantes y donde vive él. "Yo no diría que soy un ancla, pero sí alguien sólido al que puede volver, porque yo no he cambiado", me dice el exmarido. "Ella siempre me escuchó. Ahora es una buena amiga".

Guerrero presenció la transición de su ex esposa desde la tranquilidad que exige el ejercicio de la escritura, la estridencia de la TV, hasta el silencio que le impone la monarquía.

"Lo que ocurre es que mis opiniones no eran las suyas", dice Guerrero sobre los días en que la reina entró en el vértigo de la televisión. "Ella estaba metida en la vida y yo estaba en el trastero".

Una imagen de Letizia vendiendo tabaco en México cuando apenas era una veinteañera.






Comentarios 6

#1
19-02-2020 / 10:00
PEÑA FIEL
Puntuación 36   A Favor   En Contra

Cuanto más tiempo pasa menos comprensible resulta que el Servicio Secreto no advirtiera en su día a Don Felipe de en dónde se estaba metiendo y con qué familia de gentúza se iba a emparentar si persistía en su intención de contraer matrimonio con este truño de mujer de pasado más que oscuro y que vaya usted a saber quiénes y con qué clase de intenciones provocaron que se cruzara en el camino de Su Majestad cuando todavía era Príncipe Heredero al Trono de España y futuro Jefe del Estado.

#2
19-02-2020 / 10:49
Puntuación 13   A Favor   En Contra

Pues anda, que la vida de muchos personajes de "sangre azul", antes de subirse al tálamo nupcial, es ejemplar !!!

Aquí, en España, hay asesinos que ostentan altas responsabilidades políticas, ante la complacencia bobalicona de muchos.

#3
19-02-2020 / 18:16
república
Puntuación 12   A Favor   En Contra

Como republicáno estoy contento de tener una reina repubicana . Ella, como yo, hacemos lo que podemos para el regreso de la República.

Enhorabuena Letizia.

#4
20-02-2020 / 10:34
cambiazo
Puntuación 25   A Favor   En Contra

Republicana y se casa con un principe.

Nada religiosa y se casa por la iglesia.

Muy atrevida, eso si quedó demostrado entre otras ocasiones en la catedral de Pañma,

Vivir para ver.

#5
23-02-2020 / 01:41
cambios
Puntuación 17   A Favor   En Contra

La sociedad está cambiando. Tener una reina republicana es un indicio de lo que se nos avecina.

#6
24-02-2020 / 19:44
presidenta
Puntuación 14   A Favor   En Contra

Letizia primera presidenta de la futura república española.

Utopía? en ocasiones se convierten en realidad.