elEconomista.es

Beatriz de York y Edoardo Mapelli no quieren regalos de boda

17/02/2020 - 18:16

Conscientes de su privilegiada situación y quizás en un intento más por mejorar la su maltrecha imagen tras los escándalos sexuales y financieros en los que se ha visto envuelto su padre el príncipe Andrés, Beatriz de York y su futuro marido, el italiano Edoardo Mapelli Mozzi, han hecho una petición muy inteligente: no quieren regalos de boda. Ya tienen de todo y no necesitan nada.

Lea también - ¿Alguien sabe qué hace José María Aznar en Pakistán con Beatriz de York?

La princesa Beatriz de York y su prometido protagonizarán muy pronto su deseada boda, un enlace que se ha ido posponiendo y que iba perdiendo fuelle por las polémicas que han rodeado a la familia en los últimos meses.

Pero por fin hay fecha: la ceremonia tendrá lugar el próximo 29 de mayo en la Capilla Real del Palacio de St James. Con todos los preparativos en marcha, la pareja ha emitido un comunicado en el que piden que se realicen donaciones a dos organizaciones benéficas con las que sienten una vinculación muy especial.

Beatriz es una de las fundadoras de Big Change, dedicada la educación juvenil para que jóvenes con talento puedan prosperar. Por su parte, Edoardo es cofundador de Cricket Builds Hope, una organización benéfica que utiliza el críquet para promover un cambio social positivo en Ruanda.

De esta forma, la nieta de Isabel II y su prometido han querido aprovechar su boda para ayudar a sus causas benéficas. La directora ejecutiva de Big Change, Essie North, no ha tardado en pronunciarse tras el comunicado de la pareja.

North ha agradecido el gesto de Beatriz y Edoardo y ha alabado su iniciativa: "Nos sentimos honrados de que la princesa Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi hayan pedido a sus invitados que apoyen a Big Change. Como fundadora y fiduciaria de la organización benéfica, Beatriz quiere cambiar la forma en que apoyamos a todos los jóvenes para que prosperen. Esperamos que esto nos ayude a realizar proyectos más brillantes que marquen una verdadera diferencia para los jóvenes, especialmente para aquellos que son más vulnerables".







Comentarios 0