elEconomista.es

Casillas se presenta a presidente de la RFEF: ¿puede el "tacaño" Iker dividir su sueldo por 15 y seguir viviendo bien?

14:25 - 17/02/2020

Iker Casillas ha anunciado este lunes su candidatura para presidir la Real Federación Española de Fútbol. El puesto al que opta le permitiría ganar una cantidad que puede llegar por objetivos a casi medio millón de euros brutos al año, una cifra que haría feliz a la inmensa mayoría de los mortales, pero que en el caso del marido de Sara Carbonero es una nimiedad.

Por poner un ejemplo, su sueldo en el Oporto es de 7,5 millones, y eso después de rebajarse cuatro millones tras el infarto. Es decir, en el supuesto de que lograra vencer a Luis Rubiales en la RFEF, su sueldo sería 15 veces menor que el actual.  

Este dato es aún más relevante si recordamos la fama de 'agarrado' del ex guardamenta de la Selección Española de fútbol, y nos lleva a suponer que las ambiciones del mostoleño , que cumple 39 años en mayo, no tienen que ver con el suelo que le aporta el puesto. Pero para mantener el actual nivel de vida deberá completar sus ingresos con otras fuentes distintas de su nómina. 

Gerard Piqué o Fernando Hierro son solo dos ejemplo de los muchos compañeros y famosos que han tachado al guardameta de rácano y han bromeado con el asunto, aunque Sara Carbonero niega que su marido sea como dicen. "No es tacaño. Que quede claro, es una leyenda urbana", comentó la periodista en su día. 

Lea también - Sara Carbonero desmiente la crisis interna de su empresa: "Todo sigue como siempre"

El primero en acusarle de tacaño fue su ex compañero de equipo, Fernando Hierro, siempre en tono jocoso. El ex defensa del Real Madrid contó que en una ocasión Iker no tenía dinero para volver a su casa y le prestó 5 000 pesetas (30 euros) para que cogiera un taxi que le llevara a su destino. Años después, un compañero del Castilla le dijo a Hierro que Casillas prefirió volverse en metro para poder quedarse con las 5.000 pesetas. Cierto es que Casillas ha negado esta versión entre risas en varias ocasiones.

Gerard Piqué ha sido desde siempre uno de los que más ha insistido en la racanería de su ex compañero en la Selección. El central del Barça ha hecho bromas sobre el asunto en las redes sociales, donde una vez incluso le recriminó que pagara las entradas del concierto de su novia, Shakira: "Iker deja de pedir entradas gratis para ver a Shakira ¡y paga!".

Bromas y tópicos aparte, ahora que Iker Casillas ha anunciado su candidatura para presidir la Real Federación de Española de Fútbol (RFEF) se impone una cuestión: ¿Puede y quiere Iker vivir con un sueldo que divide por 15 su ficha actual?

Que el gran portero desea el puesto es un hecho. Que de lograr su objetivo tendría que regresar a España y deja Portugal, también. Su vuelta a España podría precipitarse si Luis Rubiales, actual presidente, adelanta las elecciones. Pero primero tiene que ganarlas, y papeletas no le faltan. Pero dado el "bajo" sueldo que conlleva el puesto, ¿bastarían los negocios del ex jugador del Real Madrid y de Sara Carbonero para aportar lo que no le dará su trabajo?

Según adelantó la Ser y confirmaron posteriormente fuentes del Gobierno a otros medios, Casillas se reunió con la nueva presidenta del Consejo Superior de Deportes, Irene Lozano. A partir de ahí se dispararon los rumores de su candidatura a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), rumores que este lunes quedan confirmados con el mensaje que el propio Iker ha publicado en Twitter. 

Lea también - Iker Casillas se pone tierno para felicitar a Sara Carbonero en su 36 cumpleaños

En principio, las elecciones deberían celebrarse después de los Juegos Olímpicos de Tokio este verano, pero Rubiales ha pedido autorización para adelantarlas al primer semestre, por lo que puede que Casillas y familia tengan que preparar su regreso en las próximas semanas.

De convertirse en presidente de la RFEF, el jugador volvería a residir en Madrid, junto a Sara Carbonero y sus dos hijos, en su casa de la exclusiva urbanización de "La Finca" , muy próxima a la Ciudad del Fútbol. Esta casa la compraron en 2014 a Lydia Bosch y Alberto Martín y está valorada en torno a los dos millones y medio de euros. La reformaron en 2016, tiene cinco dormitorios, dos salones y un cuarto de juegos para sus dos hijos repartidos en 750 metros cuadrados.

Un patrimonio de 26 millones

Un repaso a las fianzas del ex portero del Madrid deja muy clara su habilidad en la inversión de su patrimonio, que se calcula en unos 26 millones de euros, según "El Confidencial". Sus negocios se gestionan a través de cuatro empresas. La primera, Casillas Fútbol & Marketing 2011, está dedicada al alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia y a la gestión de los derechos de imagen del portero. Iker también es administrador único y socio de Ikerfer 1981, dedicada a la consultaría empresarial. La entidad declara un activo superior a los dos millones de euros y obtuvo unos resultados en 2018 de 51.558 euros.

Ikerca SL y Casillas World SL, sus otras dos empresas, cuentan con un activo total de más de 21 millones de euros. La que más alegrías le da es, sin duda, la segunda, que gestiona su fundación y su marca de ropa. En 2018 registró unas ventas de 2.800.000 euros (medio millón de euros más que el año pasado) con un beneficio neto de más de 800.000 euros.

En cuanto a Sara Carbonero, la periodista es un auténtico filón publicitario. Aunque ahora está de baja por un tumor de ovarios, combina su trabajo en Mediaset con su faceta como influyente y la gestión de su tienda de moda multimarca Slow Love.







Comentarios 2

#1
15-02-2020 / 12:30
IKER TOPO CASILLAS
Puntuación -11   A Favor   En Contra

CASILLAS ES UN GARRULO QUE YA NO GANA DINERO COMO CUANDO ESTABA EN EL MADRID

Y ENCIMA SE CASÓ CON ESTA PÁNFILA QUE NO LE GENERA NI UN DURO PERO SEGURO QUE GASTANDO PASTA ES UNA MÁQUINA

ADEMÁS NO PUEDE SER PRESIDENTE NI DE SU COMUNIDAD DE VECINOS PORQUE NO TIENE CONOCIMIENTO NI ESTUDIOS

#2
18-02-2020 / 13:22
albert
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Irene Lozano es la misma de UPyD?

Es sus tiempos echaba pestes del Psoe y ahora parece que tiene sillón y buen sueldo en el Psoe.

Cambio de chaqueta. Vivir para ver.