elEconomista.es

Muere Cristina de Borbón, hija del duque de Sevilla, en un accidente a los 44 años

13/02/2020 - 19:37

Cristina Elena de Borbón von Handenberg, la hija menor de Francisco de Paula de Borbón y Escasany, duque de Sevilla, y Beatriz von Hardenberg ha muerto a los 44 años de edad en el hospital de Puerta de Hierro de Madrid tras sufrir un accidente.

Según ha informado ¡Hola!, la aristócrata murió a las tres de la tarde, al lado de toda su familia, que se trasladó hasta el madrileño hospital tras el ingreso de Cristina.

Ver esta publicación en Instagram

Pura felicidad estar con mis hermanos ????????????

Una publicación compartida de Cristina De Borbon (@chunicriz75) el

Todavía se desconocen las causas exactas. Este mismo jueves su cuerpo será trasladado al tanatorio de San Isidro a las nueve de la noche, donde velarán su cuerpo hasta las cuatro de la tarde del viernes, dando lugar después a una misa.

Lea también: Muere la infanta Pilar, hermana del rey Juan Carlos, a los 83 años

Una noticia que deja hundida a la jet set y aristocracia española, que lloran su trágica y repentina muerte. El duque de Sevilla es primo hermano del emérito Rey Juan Carlos y la madre de la fallecida fue directora de la famosa publicación Vogue. A pesar de ser una de las hijas menos mediáticas de la pareja, Cristina siempre estaba al lado de su hermana, Olivia de Borbón, y era muy habitual verlas juntas en Marbella.

La fallecida tenía una empresa de catering que llevaba su nombre y era la encargada de alimentar a los miembros de la alta sociedad española.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.