elEconomista.es

Astrid Gil-Casares publica su primera novela en plena guerra contra Rafael del Pino por el divorcio

12/02/2020 - 13:48

Astrid Gil-Casares ha publicado su primera novela en plena batalla judicial contra su ex marido, el presidente de Ferrovial Rafael del Pino. La escritora, que ha recurrido a la última sentencia de divorcio, ha confesado que en la obra la mujer protagonista mantiene muchas similitudes con su propia vida.

Después de seis meses de incansable trabajo, un duro divorcio y más de un año sin poder salir de casa, Gil-Casares ya tiene en sus manos su novela, que ha titulado Nadie me contó. La obra narra la vida de Gaelle, una mujer recién divorciada de un hombre del que todavía estaba enamorada y que consideraba perfecto. "Está basada en algunas de mis vivencias, pero Gaelle no es Astrid, el único punto en común que tienen es la gratitud", ha asegurado en una entrevista a la agencia EFE. 

Lea también - El divorcio de Rafael del Pino (Ferrovial) en el Supremo: la indemnización para su ex baja de 6 millones a 840.000 euros

La escritora no ha desvelado qué situaciones son reales y cuáles fruto de su imaginación: "No voy a desvelar cuáles sí y cuáles no", ha señalado, alegando que de hacerlo estaría engañando al público. Escribir la novela después del sonado divorcio le trajo aires renovados: "Escribir la novela me imponía, me daba miedo. Ha sido un bálsamo de felicidad, de introspección, un privilegio"

En esta obra, ha reflejado lo que pueden sentir muchas mujeres al rondar los 50 años: "Los miedos e inseguridades impiden hacer cosas. Cuando pierdes el miedo empiezas a vivir, me apetecía contar una historia de sentimiento y amor", ha declarado.

Con las historias de Gaelle pretende ayudar a las mujeres a mejorar su autoestima y llevar una vida más libre: "Si este libro pudiera ayudar a mujeres, sería el mejor regalo", ha explicado. Y es que se ve capaz de dar algún que otro consejo por experiencia propia: "Cuando te has caído solo queda levantarse. Solo voy a morir luchando, no voy a dejar de hacer cosas por miedo, consecuencias o él que dirán". 

La escritora ha explicado que el título elegido, Nadie me contó, "no significa arrepentimiento", ya que no tomó "un camino equivocado". Eso sí, en el caso de volver atrás en el tiempo, le hubiera gustado que le contaran "lo difícil que es cuando te separas de una persona con poder o lo duro que es cuando crees que te has casado con el príncipe azul y no lo es". 

El duro divorcio con Rafael del Pino

Rafael del Pino y Astrid Gil-Casares se casaron en 2006 y se separaron en 2017, pero su contencioso todavía sigue en los tribunales. El Tribunal Supremo estimó parte del último recurso presentado por el de Ferrovial, determinando que 'solo' tendrá que pagarle a su ex 840.000 euros de indemnización, una cantidad que está muy lejos de los 6 millones de euros que dictó la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid. 

Lea tambiénLos divorcios de Rafael del Pino (Ferrovial) y Miguel Blesa (Bankia), en el punto de mira de Anticorrupción

Ante esta sentencia, que se conoció el pasado mes de enero, Astrid recurrirá al Constitucional: "De la sentencia del Supremo se desprende que mi dedicación exclusiva a la familia debería valorarse como una retribución equivalente al salario mínimo interprofesional y yo creo que atenta contra la institución del matrimonio y lo que representa. Si me preocupara realmente el dinero no me hubiera divorciado. Pero he de reconocer que no me gusta estar en números rojos", declaró a Hola.







Comentarios 0