elEconomista.es

Terelu Campos busca en las apuestas lo que Hacienda se llevó

12/02/2020 - 11:47

Terelu Campos necesita hacer más caja. Pese a haber vendido su lujoso ático de Pozuelo de Alarcón (Madrid) por 1,4 millones de euros, la hija de María Teresa Campos atraviesa apuros económicos desde que contrajo una deuda de más de un millón de euros con Hacienda. Instalada ahora en una vivienda de alquiler, busca la fortuna como cualquier hijo de vecino: jugando a la lotería y al cupón.

Todo el mundo juega con el sueño de convertirse en millonario o 'de tapar agujeros' y la hermana de Carmen Borrego no iba a ser menos. Por eso, este lunes compró el cupón de la ONCE en un puesto ambulante. Previamente, Terelu también había adquirido un billete de lotería en una administración de Madrid.

Lea también - Terelu Campos, sobre las amigas de Bigote Arrocet: "No me interesa nada, a mí solo me importa mi madre"

La presentadora, que tras la compra de los boletos se fue a hacer compras al supermercado, cerró la venta de su exclusivo ático hace apenas unas semanas. Una buenísima noticia para ella, que afronta una deuda con Hacienda de de 1,1 millón de euros desde hace más de dos años. 

Se trataba de un enorme triplex de 573 metros cuadrados en uno de los municipios más caros de la capital: Pozuelo de Alarcón. El piso cuenta con cuatro habitaciones, dos salones, tres baños y una terraza con piscina. Fue ella misma quien confirmó la noticia en Viva la vida, donde trabaja como colaboradora. Mientras vive de alquiler, Terelu busca una casa para instalarse con su madre, con la que ya ha visitado varios domicilios en la zona de Aravaca y Pozuelo. 

Lea tambiénMaría Teresa Campos y su hija Terelu buscan casa nueva con cara de pocos amigos

No es la primera vez que la hija mayor de María Teresa Campos deposita su fe en la lotería, pues ha sido fotografiada en otras ocasiones comprando boletos. 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.