elEconomista.es

La otra cara de la cantante Natalia Jiménez, la jurado de OT que simuló una felación

12/02/2020 - 11:09

La cantante madrileña Natalia Jiménez, cantante y jurado de Operación Triunfo, se ha puesto más de actualidad que nunca tras las críticas realizadas por sus polémicas valoraciones con unos vídeos en los que, tras simular una felación, añadía: "¿Piensan que soy un engendro del mal? Ahorita van a ver que lo soy. Me la pelan". 

Pero Natalia era conocida mucho antes como cantante. Natalia Altea Jiménez Sarmento (Madrid, 29 de diciembre de 1981) inició su carrera musical hace casi 20 años como vocalista del grupo La Quinta Estación, aunque su primer disco no salió a la venta hasta junio de 2011. De padre español y madre portuguesa, admiradora de Janis Joplin y Mariah Carey, tocaba el piano desde que era una niña muy pequeña, y ya participaba como cantante en las fiestas de su colegio. Luego, su hermano, Patricio Jiménez, le enseñó a tocar la guitarra y compuso sus primeras canciones. Mientras estudiaba en el instituto, tocaba en las calles de Madrid, en bares y salas pequeñas de conciertos y en algunas estaciones del Metro como la de Bilbao.

La Quinta Estación

En el año 2001 conoce al grupo La Quinta Estación, el cual estaba a punto de disolverse cuando ella llegó. Natalia Jiménez entró como solista y pronto llegaron los triunfos pero también los conflictos en la banda. A principios de 2010 la separación de La quinta estación era un rumor que crecía, debido a unas declaraciones de la cantante, cosa que tiempo después se negó asegurando que ambos componentes iniciaban proyectos alternos pero que el grupo no se desintegraba. En 2011 lanzó su primer disco en solitario.

Televisión

Antes de llegar a Operación Triunfo participó como coachen distintos talents, como La Voz Kids US, de la cadena Telemundo o en La voz México (junto a Maluma).

Casada con el mánager

Está casada desde hace cuatro años con su mánager, Daniel Trueba, aunque llevaban seis años juntos. Y en abril de 2016 Natalia Jiménez publicó en sus redes que estaban embarazada. El 21 de octubre dio a luz a su primera hija: Alessandra Trueba Jiménez nació en Miami, Estados Unidos.

Polémica

Las reacciones a su controvertido papel en OT no se hicieron esperar y hasta el director del programa, Tinet Rubira, tuvo que mediar en el conflicto, tal y como adelantó Ecoteuve.

Natalia Jiménez fue criticada por los seguidores de OT debido a sus habituales comentarios contradictorios y obviedades. En concreto, señaló a una concursante por no cantar un tema con el mismo registro que lo cantó ella en uno de sus discos, y sentenció a otra por hacer caso a las indicaciones de los profesores y ejecutar su tema a la perfección, tal como elogió ella misma. La directora de la Academia, Noemí Galera, no las aceptó y Jiménez se quedó fuera de lugar.

Aunque su credibilidad hacía aguas, todo iba razonablemente bien hasta que la cantante y jurado, lejos de rectificar, publicó nada más terminar la gala unos vídeos dedicados a sus detractores: "Hola a todos los que me amáis y también a los que me odiáis. Especialmente a la que me ha dicho que soy un engendro del mal. A esa le mando un beso a ella y a su mamá", comenzó diciendo la jueza.

"¿Piensan que soy un engendro del mal? Ahorita van a ver que lo soy", añadió a continuación con unas risas escritas sobre el vídeo. Finalmente, Natalia Jiménez compartió un último story en el que, con la misma actitud altiva, invitaba a sus seguidores a leer sus labios: "Me la pelan", dijo mientras hacía un gesto obsceno simulando una felación.

Los vídeos duraron apenas unos minutos en su perfil pero fueron recogidos rápidamente por numerosos usuarios de Twitter que expresaron su repulsa ante su comportamiento y pidieron la expulsión de la juez. Tinet Rubira, intentó calmar los ánimos. "Está contestando a los haters que se meten en su directo y la invitan de mala manera a irse del país. No está en el programa, ni habla de nadie del programa. Contesta a los haters en su mismo tono. No mezclemos contextos".

"Quien participa en este amado concurso, sea quien sea, tenga el cargo que tenga, no se puede permitir. OT define otra clase de comportamiento de ideales y educación", respondió un seguidor indignado. "Comportamiento patético. ¿En qué se han basado para contratarla?, preguntaba otro.







Comentarios 1

#1
13-02-2020 / 10:05
petra
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Sigue siendo imbecil


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.