Actualidad

Penélope Cruz no pudo entregar el Oscar a Peeeedro pero ella ganó el premio a la más elegante

La ceremonia de los Oscars, los premios más importantes del panorama cinematográfico, se celebraron anoche en Los Ángeles y las estrellas más famosas de Hollywood sacaron sus mejores galas. La alfombra roja de estos premios es una de las más observadas y comentadas, considerándose una referencia para el mundo de la moda cada año. Pasen y vean.

Desde horas antes de que comenzara la gala, en la alfombra roja Lily Aldridge, la supermodelo estadounidense, presentaba los Oscar para la Abc ataviada con este modelo en blanco y adorno rojo en el lateral.

George MacKay, elegante con su traje de Dunhill, protagonista de 1917, fue una de las estrellas de la noche. La cinta sobre la Primera Guerra Mundial partía como gran favorita con 10 nominaciones, incluida Mejor Película. Lleva traje de Dunhill.

Billy Porter volvió a sorprender desde su labor como presentador enla alfombra roja y en la actuación del principio de la gala. El actor de la serie Pose llevaba un diseño a medida de Giles Deacon Couture con complementos como unas plataformas de Jimmy Choo y joyas de Swarovski.

Dean-Charles Chapman, el otro protagonista de  1917, con diseño de Hedi Slimane.

Idina Menzel, de J. Mendel, la mujer divorciada del judío Adam Sandler en Diamantes en bruto, interpretó en la gala uno de los temas de 'Frozen' acompañada por varias artistas, entre ellas la española Gisela. Lleva vestido.

Los 70 años de Sigourney Weaver, protagonista de Alien, o de El año que vivimos peligrosamente, o los Cazafantasmas no concuerdan con su aspecto, porque con este vestido de manga larga fluido color verde de Dior parecía una diosa.

Caitriona Balfe, protagonista de 'Outlander', que estrena nueva temporada, de Valentino, con tul de seda y falda estilo sirena.

Kaitlyn Dever, Gwen Thompson en An American Girl, con un vestido completamente sostenible de Louis Vuitton.

Billie Eilish, la cantante triunfadora de los Grammy, de Chanel.

Beanie Feldstein, la actriz de Lady Bird y Superempollonas (Booksmart), la película de Olvia Wilde, gran comedia infravalorada en estos Oscar, con estampado floral blanco de Miu Miu.

Nicole Kimpel, Antonio Banderas y su hija Stella. La holandesa viste de Pronovias, Stella, de Gucci.

Julia Louis-Dreyfus, protagonista de Veep, de Vera Wang.

Julia Butters, la niña de 10 años que da lecciones a Leonardo DiCaprio en 'Érase una vez en... Hollywood'. De Christian Siriano.

Janelle Monae, la cantante que protagonió el númeo que abrió la gala, con un impresionante vestido color plata con 170.000 cristales de Ralph Lauren.

Pedro Almodóvar dijo que estaba "tranquilo" porque sabía que "los coreanos" iban a batirle con Parásitos, como así sucedió.

La ganadora del Oscar a Mejor Actriz el año pasado, e intérprete de Isabel II en The Crown, la británica Olivia Colman, de blue velvet (terciopelo azul) con un detalle en los hombros y capa de Stella McCartney.

Rebel Wilson, genial, divertida (ella salvó los Bafta) y una de las actrices de Jojo Rabbit, de color oro, de Jason Wu y carísimas jotas vintage prestadas, según ella comentó.

Geena Davis, por si no lo sabe alguien, es la Thelma de Thelma y Louise.

Margaret Qualley, la autoestopista hippie de Érase una vez en Hollywood , con un vestido negro con plumas de Chanel.

Laura Dern, ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto por Historia de un matrimonio, con un vestido combinado de falda rosa y cuerpo negro, una joya de elegancia que leva el sello de Armani Privé, la línea de alta costura del modista italiano Giorgio Armani.

Penélope Cruz presentó el premio a la Mejor Película Internacional que se llevó Parásitos, aunque a ella le hubiera gustado repetir aquello de ¡Peeeedro! Eso sí, fue la campeona de belleza elegancia con este majestuoso vestido negro de Chanel.

Salma Hayek, con vestido blanco de Gucci.

Saoirse Ronan, nominada a Mejor actriz por Mujercitas , de Valentino Couture.

Natalie Portman con transparencias de Dior. En la capa  hace homenaje a todas las directoras que no fueron nominadas a los Oscars este año, al bordar cada uno de sus nombres en la prenda. Recuerda un poco al la Padmé de Star Wars: Episodio III, cuando les dio lo suyo a los Sith, hace 15 años.

Florence Pugh, la joven actriz inglesa de 24 años (nacida en 1996), nominada por su papel de Amy March en Mujercitas, pero muy conocida también por sus papeles en Midsommar, gran filme de terror, Lady Macbeth o The Falling. Impresionante de turquesa de Louis Vuitton.

Robert De Niro y Al Pacino no ganaron nada, ni Scorsese, pero su sola presencia otorga glamour a la noche. 

Joaquin Phoenix, el mejor Joker de la historia del cine con permiso del fallecido Heath Ledger.

Cynthia Erivo

Renee Zellweger, de Armani Privé y un solo hombro, clava su interpretación de Judy Garland y la Academia se lo premió con el Oscar a la Mejor Actriz, segundo en su carrera tras el que se llevó por Cold Mountain hace 17 años.

Brad Pitt estaba contentísimo por su primer Oscar como actor, que le ha legado a los 56 años. Pero también muy elegante.

Brie Larson, la ganadora del Oscar por La habitación, y muy conocida ahora por ser La Capitana Marvel, que entregó un premio junto a Sogourney Weaver y Gad Gadot, estaba muy sexy con este Celine by Hedi Slimane, adornado con 3,000 cristales de Swarovski.

Timothée Chalamet, el galán de Mujercitas, optópor ir cómodo.

Kristen Wiig, my divertida, en el premio que entregó.

Gal Gadot, la Wonder Woman que entusiasma.

Colin Jost y Scarlett Johansson, que se fue de vacío.

Tom Hanks y su mujer Rita Wilson.

Keanu Reeves.

Adam Driver y Joanne Tucker.

Charlize Theron, de Dior, inmensa en su papel de periodista acosada por el jefe de la Fox en El Escándalo.

Leonardo DiCaprio, uno de los perdedores de la noche.

Quentin Tarantino, muy contento con el Oscar de su amigo Brad Pitt.

Léa Seydoux.

Rooney Mara.

Margot Robbie, nominada por El escándalo y protagonista de Érase una vez en Hollywood.

Kathy Bates, también nominada.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin