Actualidad

Jacobo Ostos Grajal se estrena como cantante de rap apadrinado por su madre

A los 36 años, Jacobo Ostos Grajal deja sus negocios de restauración y su carrera de abogado y se lanza al mundo de la música. Su estreno oficial fue la noche de este jueves en la discoteca Oh My Club, la nueva meca de la noche madrileña, donde se dan cita las caras más conocidas de los platós de Telecinco, futbolistas y gente famosa habitual de la noche.

Kiko Matamoros es uno de los fundadores del local y Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos, colabora en la sala como relaciones públicas.

Lea también - Jaime Ostos vive sus Navidades más complicadas: su hijo habla de una situación irreversible y un dolor intenso

Jacobo estuvo arropado por su madre, la doctora María Ángeles Grajal, que está encantada con un hijo que no fuma ni bebe y tiene una vocación que hay que apoyar, contaba. Su padre Jaime Ostos, que cumple 90 años el próximo mes de abril, convalece de una neumonía que hizo temer por su vida hace unos meses. El diestro está mejor. Últimamente ha salido a almorzar en dos ocasiones, ha cogido algunos kilos que le hacían mucha falta y cuentan que, como su esposa, está encantado con la nueva ocupación de su hijo.

No podía faltar a la fiesta, Alejandra Rubio, que fue acompañada de Álvaro Lobo, su novio de los últimos meses, a pesar de que Hola aseguraba estos días que la ruptura de la pareja era un hecho.

Jacobo está muy ilusionado con el estreno de este single reggaetonero Jangeo, compuesto por Yasiris Granada: "Ella tiene más peso que yo en el tema, yo hago dos estribillos de una especie de rap urbano, pero quiero decir que esto no es un estreno absoluto, llevo 10 años pinchando y tengo un calendario de bolos programados por varias ciudades, aunque el día 18 me operan de una hernia discal y estaré tres semanas recuperándome". 

Lea también - La doctora Grajal sobre su marido, Jaime Ostos: "Está mal, ya lleva así casi tres meses"

De Jacobo Ostos sabíamos que tenía con algunos socios varios restaurantes en Valencia "pero por problemas jurídicos con la cadena, especializada en carnes a la brasa, se acabó la relación y solo me quedé con uno", explica a Informalia.

Jacobo, uno de los cuatro hijos de Jaime Ostos, saltó a la palestra de la fama por su participación en la edición de Supervivientes de 2011, aunque desapareció del foco mediático. Sin embargo, su familia siempre ha estado en el candelero. Su padre, porque era reacio a reconocer a una hija fuera del matrimonio, Gisela Ostos Díaz, integrada finalmente en la familia. Y su hermanastro, Jaime Ostos Alcalá, fruto del primer matrimonio del torero con Consuelo Alcalá, por su singular matrimonio con Yolanda García Cereceda, aficionada como él a la cría de caballos, y que es una de las herederas de la lujosa urbanización La Finca, noticia durante años por el enfrentamiento con su madre y su hermana Susana por la herencia millonaria.

Jaime Ostos hijo y Yolanda se casaron, a pesar de que el hijo del torero se declaraba homosexual, aunque esa condición no impidió que estuvieran juntos hasta su conflictiva separación.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments