elEconomista.es

Garbiñe Muguruza, más allá del tenis: una fanática de David Guetta con 13 millones de euros en Suiza

30/01/2020 - 9:45

A pesar de la dolorosa derrota de Muguruza en la final del Abierto de Australia, estar en la Rod Laver Arena ante la estadounidense Sofia Kenin es todo un triunfo. La tenista se coló en la final del Open de Australia tras vencer a la rumana Simona Halep. A sus 26 años, Garbiñe Muguruza vuelve a vuelto a jugar para ganar un Gran Slam (ganó Roland Garros en 2016). 

La mano de Conchita Martínez, con quien volvió a trabajar en exclusiva el pasado de noviembre tras un periodo distanciadas. Garbiñe ocupa actualmente el puesto número 32 del ranking de la WTA, pero detrás de una gran deportista hay también una joven soltera, fan de David Guetta y que guarda una fortuna de 13 millones de euros en Suiza.

Muguruza nació en Guatire, Venezuela, el 8 de octubre de 1993. Su padre es vasco y su madre venezolana, algo que le ha hecho dudar si representar a España o, por contra, a Venezuela en su carrera. Ella reconocía que era "elegir entre mamá y papá". Finalmente, se decantó por España y participó en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, defendiendo la bandera española.

Entre David Guetta y Paco de Lucía

Garbiñe pasó su infancia jugando al tenis. Primero en Venezuela, donde iba a un club venezolano los fines de semana con sus padres. Después en España, al mudarse con tan solo 6 años, donde se formó en la Academia Bruguera de Barcelona.

Es una apasionada del deporte, aunque también se divierte en la cocina (es una golosa empedernida) y también melómana: sabe una barbaridad de música y es muy fan de David Guetta, cuya música escucha antes de salir a la cancha. También le fascina Entre dos aguas, de Paco de Lucía, canción que escucha cada mañana a modo de despertador.

También le gustan los coches y la moda. Con sus 183 centímetros, se quita la ropa de tenis y luce vestidos cortos, ajustados y 'stilettos', presumiendo así de sus largas piernas y causando sensación en las fiestas y photocalls a los que acude: "Cuando me quito el chándal me pongo casi de Oscar, no tengo término medio", bromea. "Me viene de familia, el sueño de mi madre era ser diseñadora". Sus principales patrocinadores son Adidas, Babolat y BBVA, convirtiéndose en la primera mujer embajadora del banco a nivel mundial.

Una fortuna de 13 millones en Suiza

La deportista ha atesorado ya casi 13 millones de euros gracias la suma de los premios y las clasificaciones realizada en la web del ránking WTA. Solo su triunfo en el torneo de Wimbledon en julio de 2017 le hizo embolsarse más de dos millones de euros, y jugar la final el año anterior le reportó 1,38 millones. En total, Garbiñe ha ganado cinco millones y medio de euros en las últimas tres finales jugadas de Grand Slam.

Los suculentos logros deportivos se suman a los publicitarios, también imparables. La marca Babolat le nutre de material deportivo y la línea de Stella McCartney para Adidas se encarga de vestirla en la pista. Rolex consiguió ficharla en 2016.

Así las cosas, la hispano-venezolana decidió establecer su residencia en Suiza, concretamente en Ginebra, donde su fortuna será tratada con condicionas más ventajosas para evitar el pago de impuestos. Solo necesita demostrar que reside al menos 180 días fuera de España.

"No tengo novio pero sí pretendientes"

Garbiñe está completamente centrada en su carrera deportiva. El amor, ahora, es algo secundario: "No tengo novio pero sí pretendientes". Es una mujer con las ideas muy claras y sabe exactamente dónde quiere estar cuando se retire de la competición: "En el futuro quiero formar una familia, tener una casa y poder pasar en un sitio más de tres semanas seguidas. Ahora vivo en un hotel, en un avión y viajo con tres maletas", dijo hace un par de años.







Comentarios 0