elEconomista.es

De la elegancia floreada de Penélope a la metedura de pata de Almodóvar en los Goya

25/01/2020 - 21:38

Penélope Cruz y Pedro Almodóvar han causado auténtica sensación a su llegada al Palacio Martín Carpena de Málaga. El director de Dolor y Gloria y su actriz fetiche han atendido a los cientos de fans que se han desplazado a las inmediaciones del recinto para disfrutar de la gran fiesta del cine español.

Una ceremonia de los Premios Goya que ha comenzado con una gran anécdota. Y es que el director manchego ha tenido un lapsus y ha desvelado que Penélope Cruz será la encargada de dar el Oscar a Mejor Película Extranjera. La mujer de Javier Bardem, divertida y sorprendida, le ha recordado que ese dato no se podía desvelar. Pero ya era tarde.

Al ser Pe la encargada de entregar la estatuilla a Mejor Película de Habla No Inglesa podría repetirse uno de los momentos más recordados de la historia de los Oscar, cuando la de Alcobendas gritó el nombre de Pedro al descubrir que era el ganador de la estatuilla por Todo sobre mi madre.

Elegantísima y floreada

Esta noche Penélope lucha por el Goya, y es la decimosegunda nominación, premio que ha ganado en tres ocasiones. Ni qué decir tiene que la llegada de Pe fue una vez más un momento de paroxismo tanto dentro como fuera del palacio de los deportes malagueño. siempre es la más comentada de la noche.

La actriz vestía un Ralph & Russo de Alta Costura, con un estampado de flores en tonos lilas, morados y aguamarinas dibujado por unos apliques de pedrería y con unos volantes blancos que se mezclan con los tonos de las flores y le aportan volumen sobre todo en la parte inferior.

En agosto, en el estreno de Dolor y gloria en Londres, la pudimos ver con un vestido de plumas y lentejuelas también de alta costura. Y en septiembre, en la presentación de La red avispa en el festival de Venecia, repitió firma con un vestido cargado de pedrería y con cuello perkins en tono celeste. Y en los Globos de Oro de 2018, con un vestido negro de encaje con escote barco, cuando todas las actrices optaron por vestir de negro en forma de protesta post #metoo.

Aunque Chanel y Versace son dos de las marcas que más habitualmente elige Pe, de nuevo ha sorprendido prescindiendo de ellas en una noche tan especial. Desde julio de 2018 es embajadora de Chanel. El año pasado eligió un vestido de corte sirena de efecto dos piezas de la maison francesa. Su pasión por Versace y su amistad con Donatella (a la que interpretó en la serie sobre Versace) son conocidas, de ahí que la veamos tan a menudo vestida de la firma italiana. 







Comentarios 0