elEconomista.es

Albert Rivera tiene una oferta: sustituir a Luis Rubiales en la Federación Española de Fútbol

25/01/2020 - 9:56

El fantasma del paro no es en el caso de Albert Rivera (Barcelona, 15 de noviembre de 1979) una amenaza para el ex presidente de Ciudadanos. Además, el que fiera líder de la formación naranja hasta su retirada de la carrera política, tras la debacle electoral sufrida en las pasadas elecciones, cuenta con el apoyo -emocional, personal y material- de la cantante su Malú, su novia, con quien va a volver a ser padre, tal y como anunció al pasado 4 de diciembre.

"Ahora sí… Me emociona muchísimo poder compartir con vosotros este maravilloso regalo que nos ha hecho la vida: ¡Vamos a ser papás! Nos gustaría vivir este deseado embarazo con la mayor tranquilidad para poderlo disfrutar como merece. Una vez más, gana el amor", proclamaron al mundo en un texto junto a una fotografía.

Lea también: Albert Rivera y Malú hablan del hijo que esperan y de lo que significa para ellos

Desde entonces, la sobrina de Paco de Lucía y Rivera han sido vistos en las revistas del corazón, disfrutando del embarazo con tranquilidad, y aseguran algunos medios que han pasado una temporada en Miami, en casa de Alejandro Sanz, amigo del tío de Malú y de la propia cantante, aunque ninguno de los dos lo ha confirmado y hasta la fecha no hay imágenes que corroboren tal información.

Pero aunque la felicidad es un exquisito caramelo que debe ser saboreado con placer, la llegada del nuevo miembro de la familia es además de una gran alegría una buena razón para ponerse a trabajar. Malú lo tiene claro: ella compone canciones, las canta, graba discos y hace conciertos. Pero, ¿y Albert Rivera?

Cuando van a cumplirse dos meses desde que Albert anunciara su dimisión como máximo dirigente de Ciudadanos y su retirada de la política, nos llegan pistas que podrían contestar la gran pregunta: ¿de qué va a vivir? Cuando se fue dijo: "Yo quiero ser feliz y lo haré alejado de la política. Permitidme que siga mi camino, que ahora me dedique y que sirva a aquellos que más quiero, que me dedique a mi familia". Admirable intención pero de cariño no se vive, salvo que quiera ser amo de casa. Pero, según La Razón, parece que Albert prefiere ser el amo del fútbol. 

Las elecciones a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) podrían ser la gran oportunidad laboral que esperaba Albert Rivera: un cargo que le mantiene ante los focos, que exige cuajo político, con viajes y privilegios, y en donde hay mucho que limpiar, que regenerar, como le gusta al ex presidente de Ciudadanos. Y bien pagado.

Los nombres de los candidatos que se están barajando para sustituir a Rubiales incluirían a Mariano Rajoy, según anunció la cadena Cope esta semana, y a Albert Rivera, según el citado periódico. El ex presidente del Gobierno no desmintió el tema cuando le preguntaron por ello, pero dijo que él había ido a hablar de su libro, ya que efectivamente estaba en un acto de la promoción de sus memorias. Pero también el ex líder de Ciudadanos habría sido sondeado para sustituir a Luis Rubiales por parte de "un grupo de influyentes empresarios y dirigentes de federaciones regionales de fútbol, que ven en estos candidatos una garantía de éxito para los próximos retos que tiene que afrontar la Federación Española". La Razón añade que Albert Rivera tiene previsto mantener reuniones la próxima semana para seguir recabando información sobre este nuevo proyecto.

La noticia del noviazgo de Albert River y Malú se conoció en febrero de 2019, cuando la revista Semana llevó la noticia a su portada. Desde aquello, hace ahora un año, sus vidas han cambiado como posiblemente ni ellos podían imagunar, y han dado pasos tan importantes como irse a vivir juntos y sobre todo ser padres. Faltaba el cambio de trabajo.







Comentarios 1

#1
25-01-2020 / 14:24
Incrédulo
Puntuación 12   A Favor   En Contra

Ahí es donde se demuestra su valía y talla profesional. Simplemente no la tiene. Y ello es extensivo a toda la clase política parasitaria llena de gandules que no valen para otra cosa.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.