elEconomista.es

Carolina de Mónaco cumple 63 años: de sus polémicos amores a la muerte del hombre de su vida

23/01/2020 - 11:49

Carolina de Mónaco cumple este jueves los 63 años. Con motivo de esta fecha tan especial, desde Informalia recordamos los diez momentos que más han marcado su vida: de sus tres matrimonios al fallecimiento del gran amor de su vida, pasando por el nacimiento de sus cuatro hijos. En la actualidad, la princesa de Hannover permanece más alejada del foco mediático, aunque desde la distancia sigue moviendo los hilos de la familia Grimaldi.

La hija mayor de Grace Kelly nació el 23 de enero de 1957, bajo el nombre de Carolina Luisa Margarita Grimaldi Kelly. Nació en una de las salas más con más historia del Palacio del Príncipe de Mónaco, uno de los lugares más emblemáticos del principado. Por expreso deseo de su madre, la primogénita de Rainiero llegó al mundo entre telas de color verde.

Años después llegarían al mundo sus dos hermanos, Alberto de Mónaco y la benjamina Estefanía. El heredero al trono nació el 14 de marzo de 1958, mientras que la pequeña de los Grimaldi llegó el 1 de febrero de 1965. El nacimiento de ambos marcó un antes y un después en su vida. Los tres estuvieron muy unidos durante su infancia y crecieron en la mayor normalidad posible por deseo de su madre.

Carolina creció y se convirtió en una adolescente rebelde que copaba las páginas del papel couché. Protagonizó escándalos que pusieron en entredicho al principado y salió con varios jóvenes que no contaban con el beneplácito de sus padres. Pero durante su adolescencia no todo fueron tensiones, pues la joven Carolina se convirtió en todo un icono en el mundo de la moda. La prensa del momento la consideraba una de las chicas mejor vestidas del mundo y los diseñadores más reconocidos querían vestirla. A los 16 años, la princesa de Hannover asistió a su primer Baile de la Rosa y la revista Time tituló: "Carolina, la novia de Europa".

Carolina se llegó a casar hasta en tres ocasiones. Su primer enlace causó un gran revuelo en el principado, pues para su familia el elegido, Philippe Junot, era una mala influencia para ella. No pertenecía a ninguna Casa Real, sino que era un joven adinerado de origen francés, que saltó a la fama por por su trabajo en Play Boy y por sus desenfrenadas fiestas por la noche parisina. Se casaron el 29 de junio de 1978. Ella lució un elegante vestido de Dior. El amor fue tan fugaz y efímero que rompieron tan solo dos años más tarde, después de que él le fuera infiel con la modelo brasileña Gianina Facio. 

En 1982 llegó uno de los momentos más dolorosos para la familia Grimaldi. La bella Grace Kelly perdió la vida el 14 de septiembre de ese año en un trágico accidente de coche. Como hermana mayor, tomó las riendas de su familia y se convirtió en el principal apoyo de su padre y de sus dos hermanos. La muerte de la mítica actriz estuvo rodeada de especulaciones e incluso se dijo que no conducía ella el vehículo, sino la pequeña Estefanía, que por aquel entonces tenía tan solo 17 años. 

Meses después le volvió a abrir las puertas al amor. En verano de 1983 conoció al gran amor de su vida, Stefano Casiraghi, y tan solo seis meses después se dieron el "sí, quiero". Contrajeron matrimonio cuando ella estaba embarazada de su primer hijo, Andrea, nacido el 8 de junio de 1984. Dos años después vino al mundo Carlota y el 5 de septiembre de 1987 nació su tercer hijo, Pierre. 

Lea tambiénCarolina de Mónaco recuerda a su amigo Karl Lagerfeld en el Baile de la Rosa

La muerte volvió a golpear su vida el 3 de octubre de 1990. Su marido perdía la vida subido a una lancha mientras participaba en una competición de off-shore, un deporte náutico del que fue campeón del mundo. A partir de ese momento, se convirtió en la viuda de Mónaco.

Decidió darle un cambio radical a su vida y se alejó del principado para comenzar una nueva etapa en el pueblo francés de Saint Remy junto a sus hijos. Durante su estancia en el pequeño municipio francés se especuló que mantuvo una relación sentimental con el actor Vicent Lindon. 

En 2005 volvió a atravesar otro de los momentos más trágicos de su vida. Su padre, Rainiero de Mónaco, fallecía el 6 de abril dejando un gran vacío en el principado. El monarca mantenía una estrecha relación con su primogénita, pues le consentía todo, al contrario que su madre, Grace Kelly, que era mucho más disciplinaria. A partir de esta dolorosa pérdida, Carolina y Estefanía comenzaron a estrechar lazos, ya que llevaban un tiempo distanciadas.

Lea tambiénErnesto de Hannover, marido de Carolina de Mónaco, sufre cáncer

El 1999 le dio otra oportunidad al amor. Se casó con Ernesto de Hannover tras tres años de noviazgo. Se conocieron a través de la esposa del príncipe alemán, Chantal Hoculi, que era una de las mejores amigas de Carolina. La mayor de los Grimaldi le "sí, quiero" estando embarazada. Su cuarta y última hija, Alejandra, nació el 20 de julio de ese mismo año.

Diez años después, separaron sus vidas, aunque en la actualidad siguen legalmente casados y sin intenciones de cambiar su situación. A pesar de que su amor no funcionó, mantienen una estrecha relación de amistad que se ha ido consolidando con le paso de los años.

Carolina estuvo presente en todas las bodas de sus hijos. El mayor, Andrea Casiraghi, se casó en 2014 con Tatiana Santo Domingo. Carlota hizo lo propio en 2019 con Dimittri Rassam; y Pierre le dio el "sí, quiero" a su mujer Beatrice Borromeo en 2015.

A sus recién cumplidos 63 años, Carolina vive una época de gran plenitud. Está rodeada de cinco nietos por los que se le cae la baba. Sacha, fruto del matrimonio entre Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, fue la primera en nacer en el año 2013. Después de ella llegaron sus hermanos India, Maximilian; los hijos de Carlota, Raphaël Elmach y Baltazhar; y el primogénito de Pierre, Stefano Ercole Carlo.







Comentarios 0