elEconomista.es

Begoña Gómez, sin Pedro Sánchez y derrochando buena sintonía con Felipe VI en Fitur

22/01/2020 - 13:52

Begoña Gómez, la mujer del presidente Pedro Sánchez, acudió este martes a la cena celebrada con motivo del 40 aniversario de Fitur. La empresaria, que acudió a la cita sin su marido, sorprendió con un espectacular vestido que no dejó a nadie indiferente. Entre los asistentes se encontraba el rey Felipe VI, con quien charló muy animadamente durante unos minutos.

Lea tambiénBegoña Gómez reaparece eufórica y de rojo en la investidura de Pedro Sánchez

Para este acto, la 'primera dama' se decantó por un diseño muy elegante del español Pedro del Hierro. Se trata de un vestido azul marino que dejaba su brazo izquierdo al descubierto, con escote asimétrico, falda ligeramente evasé a media pierna y entallado a la cintura. Acompañó el favorecedor atuendo con un abrigo blanco de corte XXL, unos zapatos de salón, unos pendientes de aro brillantes y un pequeño bolso de mano de color rojo.

Lea también - Begoña Gómez, en Buckingham Palace con Isabel II, Carlos y Camila y Kate Middleton: "Es como ver The Crown"

La mujer del líder socialista acudió en calidad de directora de la fundación África Center del Instituto de Empresa, por lo que la ausencia de su marido estaba más que justificada. Tampoco faltó a esta gran cita del turismo internacional el rey Felipe VI, que también asistió sin la compañía de la reina Letizia.

El monarca y la mujer de Sánchez compartieron confidencias y demostrando tener muy buena sintonía antes de comenzar la velada. Eso sí, al no acudir en calidad de 'primera dama', la empresaria de cuarenta años no se sentó en su misma mesa ni tampoco en la de los ministros del nuevo gobierno de coalición, entre los que se encontraban Meritxell Batet y Arancha González.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.