elEconomista.es

Premios Odeón: de la pifia de Camela al comentario de Quequé que enciende las redes

21/01/2020 - 15:14

La primera edición de los Premios Odeón, celebrados este lunes en el Teatro Real de Madrid, dejó un par de momentos para olvidar por sus protagonistas y para protagonizar miles de memes en las redes sociales. Uno de ellos fue la pillada de un micro abierto al humorista Quequé, el presentador de la gala, y otro la metedura de pata de Ángeles, la cantante de Camela, al anunciar una actuación.

"Os dejamos con un hombre y una mujer de verdad que cantan muy bien, la verdad. Con todos vosotros, ¡Beret y Yatra!", exclamó Ángeles, la cantante de Camela, al presentar a los artistas. ¿El problema? Ambos son hombres. El cachondeo no tardó en aflorar en las redes.

Lea también - Premios Odeón: del escotazo de Aitana al look más salvaje de Lola Índigo

El propio Yatra compartió el vídeo del momento con emoticonos de risa. Al ver el revuelo, la propia cantante se justificó en Instagram publicando una foto del guión de la gala: "Evidentemente todo el mundo sabe que no eres una mujer, pero como verás he leído lo que tenía en el guión y por un momento pensé que se trataba de una broma que todos sabíais de antemano". Ellos se lo han tomado con mucho humor: "Tranquila linda, son malentendidos que pasan a veces".

Quequé: "Quiero que acabe esto"

La gala de la música despertó algunas críticas por su lentitud y varios errores técnicos. Era su primera edición y los nervios pudieron apoderarse no solo de los organizadores, sino también de Quequé, su presentador, que debía estar especialmente tenso ante una posible falta de coordinación cuando, a micrófono abierto, dijo mientras comenzaba la actuación de Alejandro Sanz: "Quiero que acabe esto".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.