elEconomista.es

Kate Middleton sustituye a la reina Isabel y brilla con un vestido rojo semitransparente

21/01/2020 - 10:58

Kate Middleton acaparó todas las miradas este lunes al presidir junto a su marido, Guillermo de Inglaterra, un acto oficial en el Palacio de Buckingham. Los duques de Cambridge sustituyeron a la reina Isabel II, que ante la polvareda levantada por el príncipe Harry y Meghan Markle no atraviesa su mejor momento.

La nuera del príncipe Carlos se decantó por un favorecedor vestido rojo con escote redondeado, mangas de corte entallado, largas y semitransparentes con falda evasé a la altura del tobillo. El atuendo está confeccionado por un tejido bordado con pedrería y lentejuelas.

Lea tambiénEl príncipe Guillermo y Kate Middleton reaparecen juntos en mitad de la crisis real

El diseño es de la firma inglesa Needle & Thread y tiene un valor de 535 euros. Middleton lo ha acompañado con unos elegantes tacones de Gianvito Rossi y un pequeño bolso de Jenny Packham. Con este atuendo, la mujer de Guillermo de Inglaterra se ha salido de la línea a la que nos tiene acostumbrados, pues entre sus colores fetiche se encuentra el azul, el negro y el blanco. 

Lea tambiénKate Middleton invita a la supuesta amante de su marido a su cumpleaños

En este acto, en el que han recibido a diferentes mandatarios africanos con motivo de la Cumbre de Inversión Reino Unido-África, Kate ha estado muy bien acompañada por su marido. Los duques de Cambdrige son un gran apoyo para la reina Isabel II en estos difíciles momentos, en los que Meghan Markle y el príncipe Harry le han dado un gran disgusto al renunciar a sus deberes reales. Uno de sus hijos, el príncipe Andrés, tampoco le está poniendo las cosas nada fáciles, pues su amistad con el líder de una red de prostitución infantil, Jeffrey Epstein, le ha puesto en el punto de mira.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.