elEconomista.es

El príncipe Harry se reencuentra con Meghan Markle para comenzar su nueva vida en Canadá

21/01/2020 - 10:16

El príncipe Harry ya está en Canadá. Tras acordar con su familia la estrategia a seguir tras el Megxit, el nieto de Isabel II aterrizó en la isla de Victoria, en Vancouver, este lunes por la noche para reencontrarse con su mujer, Meghan Markle, y su hijo Archie. Comienza así la nueva vida de los duques de Sussex.

El hijo de Lady Di viajó en un avión de British Airways desde el aeropuerto londinense de Heathrow al de Vancouver, en un trayecto que duró unas 10 horas. Luego se desplazó a bordo de un aeroplano de WestJet al aeropuerto de Victoria, isla canadiense donde le esperaban su esposa y su hijo.

Ver esta publicación en Instagram

REPOST @thesun A clearly happy Harry, 35, landed at 9.47pm local time after dashing from talks finalising his Megxit split from the royal family. He stepped straight into a waiting silver Toyota 4x4 on Vancouver Island shielded by five bodyguards for the 10-minute journey to his wife at their £11 million mansion hideaway. The royal rebel's arrival following nearly two weeks of negotiation with senior royals and aides came after eight-month-old son Archie's bedtime. His beaming demeanour matched that of the 38-year-old duchess, who had been spotted out hiking with Archie cuddled close to her chest in an island park hours earlier. Harry was so eager to leave London he ducked out of a Buckingham Palace evening reception he was supposed to be co-hosting. Yesterday, Prince Harry appeared at the UK-Africa Investment Summit in Greenwich alongside Boris Johnson, meeting the presidents of Malawi and Mozambique and the prime minister of Morocco. During the summit Harry took time out for a 20-minute heart-to heart with the PM in a private room at the Intercontinental hotel. But he skipped the later engagement to board a nine-and-a-half hour afternoon British Airways flight to Vancouver connecting with a light plane to the nearby island. Two royal protection officers - still paid for by British taxpayers - joined him on the journey and three more greeted his 15-minute West Jet turbo prop hop. His car was drawn up to the plane steps and he was ushered off with officers before other passengers then driven in the three-car convoy through a side exit. The airport is just a 10-minute drive from the stunning secluded mansion - owned by a mystery pal - in North Saanich where Meghan was waiting. Harry is expected to sleep off his jet lag before spending time catching up with his family and fine-tuning their plans for their new non-royal life.

Una publicación compartida de What Meghan Wants (@what.meghan.wants) el

El príncipe Harry fue captado saliendo del avión por la escalera trasera con un gorro azul y pantalones vaqueros. El marido de Meghan iba escoltado por dos guardias de seguridad y llevaba una mochila sobre sus hombros. Lucía un rostro tranquilo y sonriente.

Lea también - El príncipe Harry ejerce de representante de una actriz llamada Meghan Markle

Una vez aterrizó en Victoria, el duque de Sussex fue conducido en un vehículo monovolumen hasta la casa costera de 11 millones de dólares en la que se alojan Meghan y Archie. Allí se produjo el feliz reencuentro familiar.

Horas antes y mientras Harry volaba hacia Canadá, Meghan fue fotografiada paseando con Archie y sus dos perros, Guy y Oz, por el Parque Regional Horth Hill. La duquesa de Sussex llevaba al pequeño en un porteo y lucía un estilismo deportivo formado por un gorro, unos leggins de la firma Lululemon de 98 dólares y unas botas escocesas de pato, de la marca Sienna, cuyo precio alcanza los 160 dólares.

El reencuentro de Harry y Meghan marca el inicio de su nueva vida, alejados de la Familia Real y con total independencia económica. La decisión de 'dimitir' también va aparejada de otras importantes consecuencias, establecidas por Isabel II. Una de ellas es que pierden el tratamiento de Alteza Real, lo que les sitúa formalmente fuera de la realeza. Además, Harry será despojado de su rango militar y su historial como soldado en Afganistán y en The Army.

Lea también - El padre de Meghan Markle, más duro que nunca: "Mi hija va a destruir la monarquía"

También se le retiran a Harry los fondos públicos, lo que implica que tendrá que pagar los más de dos millones de euros de la reforma de su casa de Frogmore. Eso sí, parece que aún le quedará la paga de su padre, el príncipe Carlos, que es privada y depende de lo que decida.

Por el momento queda en el aire y sin definir por completo la seguridad y la protección con la que van a contar los Sussex, pagadas hasta ahora por los contribuyentes británicos.







Comentarios 0