elEconomista.es

Luis Alfonso de Borbón y su arenga cristiana encandilan a sus 'súbditos franceses': "Viva el rey"

20/01/2020 - 12:20

El hijo de Carmen Martínez Bordiú y bisnieto de Franco ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales para luchar por una sociedad más cristiana. Luis Alfonso de Borbón, de fuertes convicciones religiosas, cree que la manipulación y la mentira están presentes en nuestra vida y debemos hacerles frente con las "promesas del bautismo". Su discurso ha sido aplaudido por sus seguidores (casi 3.500 en Instagram), que proclaman 'Vivas' al que consideran legítimo rey de Francia.

"Digamos a todas las manipulaciones y parodias de la vida natural. Di no a la sociedad individualista y sus excesos ya que perdió el sentido de los demás al proclamar lo contrario. Digamos no a las mentiras", ha escrito Luis Alfonso de Borbón este domingo junto a una fotografía suya en la Capilla Expiatoria, que alberga una estatua de su antepasado, el rey Luis XVI. "La sociedad solo se reformará si sabemos asumir la responsabilidad y, para los cristianos, ser fieles a las promesas de nuestro bautismo".

El duque de Anjou, casado desde hace 16 años con Margarita Vargas, hija de un importante banquero venezolano simpatizante de Nicolás Maduro, ha animado a rechazar tanto los cánones de belleza física como los parámetros intelectuales que exigen en muchas escuelas de la alta sociedad: "Opónganse a la mercantilización del cuerpo humano, demos sentido a nuestras acciones".

Lea también: Luis Alfonso de Borbón, molesto con la Casa Real por su inacción en la exhumación

Luis Alfonso, que es padre de cuatro hijos de entre 12 años y 11 meses que estudian en el colegio Everest Monteclaro (católico, privado y bilingüe que segrega a los alumnos por sexo), ha finalizado: "Más allá de este mensaje, deseo, a pesar de las nubes acumuladas en nuestras cabezas, para todos ustedes, para sus familias, sus seres queridos, un feliz y santo año 2020 bajo la protección de Santa Juana de Arco".

El discurso de Luis Alfonso ha sido muy aplaudido por cierto sector de la población francesa, que le consideran el legítimo heredero al trono de Francia: "Bravo, viva el rey" o "Gran heredero de un ilustre e inmemorial ayer".

Ver esta publicación en Instagram

Continuons à honorer la mémoire du Roy Martyr, et sachons pour l'époque dans laquelle nous vivons, en retirer toutes les leçons. Sachons, nous aussi, concilier la tradition et le progrès. Sachons donner du sens à nos actions. [...] Disons nous à toutes les manipulations et travestissements de la vie naturelle. Disons non à la société individualistes et à ses excès depuis qu'elle a perdu le sens des autres tout en proclamant le contraire. Disons non au mensonge. [...] Il faut savoir s'engager dans nos vies professionnelles et familiales. La société ne se réformera que si nous savons, les uns et les autres, prendre nos responsabilités et, pour les chrétiens, être fidèles aux promesses de notre baptême. [...] Au delà de ce message, je souhaite, malgré les nuages amoncelés sur nos têtes, à vous tous, à vos familles, vos proches, une bonne et sainte année 2020 sous la protection de Sainte Jeanne d'Arc.

Una publicación compartida de Louis de Bourbon, Duc d'Anjou (@louisducdanjou) el







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.