elEconomista.es

Ana de Armas y Bradley Cooper, pillados en Los Angeles: la prensa americana asegura que están juntos

20/01/2020 - 11:57

Ana de Armas se ha convertido en una de las actrices más seguidas de Hollywood. A sus 31 años, la hispano-cubana ha cuajado un año profesional de ensueño, coronado por su nominación a al Globo de Oro por su interpretación en Puñales a la espalda y su papel como nueva chica Bond. El buen momento que atraviesa en el plano laboral parece trasladarse también a su vida personal. Y es que los medios americanos aseguran que sale con el mismísimo Bradley Cooper (45).

Los rumores de este posible nuevo amor han surgido tras unas imágenes de ambos captadas tras el almuerzo previo a los Globos de Oro en el Hotel Four Seasons de Los Angeles el 3 de enero. En las mismas, aseguran que aparecen "coqueteando", según cuenta un testigo al medio Radar Online.

"Bradley fue directo a Ana y conversaron durante un buen rato en el vestíbulo del hotel. No estaban dispuestos a salir corriendo", dice la misma fuerte. "Bradley estaba haciendo bromas y tenía una gran sonrisa en su rostro. Parecía muy entusiasmado con Ana y ella se reía mucho", añade.

Lea también - Ana de Armas, de El Internado al estrellato en Hollywood

Además, el ex novio de Irina Shayk le dio un cariñoso abrazo a la actriz antes de que ambos "abandonaran el hotel a la vez y por la misma puerta", finaliza el testigo.

Ana de Armas y Bradley Cooper mantienen una muy buena amistad desde que coincidieran en el rodaje de War Dogs, estrenada el 3 de agosto de 2016. Ahora, que ambos parecen estar solteros podrían haber dado un paso más en su relación. Solo el tiempo resolverá la duda.







Comentarios 1

#1
20-01-2020 / 18:29
PRESTITUCIÓN
Puntuación 6   A Favor   En Contra

ESTO CON DINERO LO HACE CUALQUIERA


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.