elEconomista.es

Simoneta Gómez Acebo recibe el alta este lunes y ya puede volver a su casa.

19/01/2020 - 22:31

Después de 9 días hospitalizada en la clínica de la Zarzuela, Simoneta Gómez Acebo, recibe el alta este lunes y ya puede volver a su casa.

Una semana después del fallecimiento de su madre, se conocía el ingreso de la hija de la duquesa de Badajoz a causa de una neumonía, la misma dolencia que acabó con la vida de la infanta, muy fumadora, como lo ha sido también su hija. En el caso de doña Pilar, el agravante era que como consecuencia de la quimioterapia con la que se le trataba el cáncer de colon que padecía desde hace un año, estaba escasa de defensas y no pudo superar la afección pulmonar.

En cuanto a Simoneta, que tiene 51 años, el bajón anímico por la muerte de su madre también afectó a sus defensas aunque fue tratada de inmediato con altas dosis de antibióticos en vena, lo que facilitó su recuperación.

Pero el trasiego de visitantes de la Familia Real, desde su tío el rey don Juan Carlos, su tía doña Margarita y sus primas, Elena y María Zurita, así como su hermano Beltrán, cuñadas y sobrinos, hizo pensar en una situación más grave. Sin embrago, se ha tratado solamente de cariño, solidaridad y el apoyo familiar, conocedores todos de la especial tristeza de Simoneta.

Según cuenta a Informalia gente cercana a los Gómez-Acebo, don Juan Carlos está devastado por el fallecimiento de su hermana mayor. Su casa de Puerta de Hierro así como la que tenía en Sol de Mallorca, una urbanización cercana a Palma, siempre han estado abiertas a todos. Los domingos, en Navidad y en las fiestas importantes, allí se reunían todos. Y en la casa de Madrid, se han celebrado las bodas, bautizos y comuniones de sus hijos y nietos. Haciendo honor a su nombre, la infanta era el pilar de la familia. Una mujer de carácter fuerte pero también generosa y comprensiva. Su ausencia deja un vacío enorme en los suyos.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.