elEconomista.es

Borja Sémper y Bárbara Goenaga 'estrenan' nueva vida: él deja la política y se centra en sus hijos

14/01/2020 - 9:29

El chico rebelde del PP del País Vasco ha anunciado este martes que abandona la política. Desencantado con la situación y enfrentado a Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo, Borja Sémper deja 25 años de carrera. Tiene dos hijos con la actriz Bárbara Goenaga, más otro que tuvo de su primer matrimonio y el que la actriz tiene con Oscar Jaenada. Suman cuatro hijos en total: en casa, desde luego, no se va a aburrir. Sémper tiene una "oferta irrechazable": dirigir el departamento de Relaciones Institucionales de Ernst & Young.

A sus 44 años, Sémper es uno de los políticos más carismáticos del PP. Sus encontronazos con Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo han sido sonados, pero su renuncia se debe a "motivos personales", tal y como él mismo ha afirmado, y al deseo de "cambiar de rumbo".  Presidente del Partido Popular de Guipúzcoa, miembro del Parlamento Vasco y concejal del Ayuntamiento de San Sebastián, ahora deja atrás todo eso para ponerse al frente del departamento de Relaciones Institucionales de Ernst & Young.

Amante de las letras y la poesía, ha publicado varias obras, como Maldito (Des)amor o Sin complejos, con buenos resultados. Además, es un enamorado del arte y en especial de la pintura, y admira profundamente a su 'suegro', el artista José Luis Goenaga.

Lea también: Bárbara Goenaga y Borja Semper esperan su segundo hijo en común

Le gusta el deporte, la naturaleza (tiene un huerto) y disfruta de los grandes clásicos: Joaquín Sabina, un vermú ("cada cosa tiene su hora, un gin tonic tampoco está mal") y un atún encebollado. Si lo hace en buena compañía, todavía mejor.

Sémper se casó con la hija de un conocido empresario vasco y tuvo un hijo, Pablo, que ahora tiene 11 años. Lo suyo duró seis años y dejó a Borja con el corazón roto: "No tengo ganas de chicas, sólo de estar con mi hijo", decía entonces a sus compañeros de partido.  

Ver esta publicación en Instagram

Sebastian bat bada zeruan Donosti bat bakarra munduan...

Una publicación compartida de Borja Sémper (@bsemper) el

Ver esta publicación en Instagram

Cuando vas de moderno, pero mal.

Una publicación compartida de Borja Sémper (@bsemper) el

En 2015 llegó Bárbara Goenaga, que también tenía un hijo, Aran, de su relación con Oscar Jaenada. El político y la actriz se conocieron en San Sebastián gracias a unos amigos en común. El flechazo fue casi instantáneo y después de intercambiarse unos cuantos mensajes de WhatsApp, comenzaron su relación. Poco después nació su primer hijo, Telmo, y en septiembre de 2018, Elliot. Su vida es tranquila y familiar y sus días transcurren entre paseos en la Concha, quedadas con los amigos y fines de semana en el caserón que el padre de Bárbara tiene en Guipúzcoa.

Ver esta publicación en Instagram

Por un 2020 sin postureo. #Santander @centrobotin

Una publicación compartida de Borja Sémper (@bsemper) el







Comentarios 2

#1
14-01-2020 / 16:24
Una pena
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Un político valioso y moderado que huye de la bronca del PP. Normal.

#2
14-01-2020 / 22:01
Marga Gomez
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Muy sabia elección, tu categoría personal mejorará muchísimo y dejaran de relacionarte con impresentables!


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.