elEconomista.es

Scotland Yard alerta: el traslado de Meghan Markle y el príncipe Harry al extranjero "costará millones" a los británicos

10/01/2020 - 10:20

La decisión del príncipe Harry y Meghan Markle de abandonar la Familia Real y su más que posible nueva vida entre Canadá y Los Angeles harán que se disparen los 600.000 libras (705.000 euros) aproximadamente que cuesta anualmente la seguridad de los duques de Sussex. Scotland Yard ha alertado a los británicos al asegurar que su traslado fuera del Reino Unido "costará millones" a los contribuyentes británicos.

Dai Davies, un ex superintendente jefe que dirigió la unidad de protección real de Scotland Yard, ha dado la voz de alarma: "Costará millones proteger a Harry y Meghan a largo plazo. Si se observa el coste en términos de oficiales de policía (su salario, horas extras, subsidios en el extranjero, pensiones, alojamiento, vuelos, etc.), el presupuesto total de recursos será superior a 100.000 libras (117.000 euros) por oficial".

Lea también - Las auténticas razones del Megxit: los problemas de Meghan Markle con la Casa Real británica

Actualmente, el príncipe Harry y Meghan van acompañados de un equipo armado compuesto por al menos seis oficiales. Sin embargo, durante sus vacaciones de siete semanas en Canadá, el nieto de Isabel II y la ex actriz estuvieron protegidos por más de diez oficiales, dado que tuvieron que trasladarse hasta allí varios agentes más para dar remplazo al resto y mantener la rotación.

La mudanza de los duques de Sussex al extranjero complicaría su seguridad y desde la Policía Metropolitana estarían obligados a disponer de un mayor número de agentes, lo que encarecería los gastos de los contribuyentes, que son quienes pagan este tipo de servicios a la Corona.

Lea también - Meghan Markle vuelve sin Harry a Canadá, donde dejó al pequeño Archie

Por el momento, no obstante, todo está en el aire. Según cuenta el diario Daily Mail, la ministra del Interior británica, Priti Patel, responsable de gestionar y garantizar la seguridad permanente de los Sussex, el jefe del comando de protección real de la Policía Metropolitana y los funcionarios del Palacio de Kensington, con Isabel II a la cabeza, evaluarán si la protección 24 horas de Harry, Meghan y su hijo Archie debe continuar cuando cambien las circunstancias. La propia Reina de Inglaterra ha montado incluso un gabinete de crisis para tratar de encontrar una solución y ha pedido que participe la ministra del Interior.

Una vez se conozcan los planes reales de los duques de Sussex, se espera que el organismo independiente, conocido como el Comité Ejecutivo Real, considere la posición y decida acerca de los asuntos que afectan a Harry y Meghan.







Comentarios 0