elEconomista.es

La profunda reflexión de Iker Casillas hacia los médicos que le salvaron la vida

9/01/2020 - 11:38

Iker Casillas pudo perder la vida en aquel fatídico 1 de mayo del 2019. El portero del Oporto sufrió un infarto mientras entrenaba y la rápida intervención de los médicos salvó su vida. Meses después de aquello, el marido de Sara Carbonero ha mandado un profundo mensaje de agradecimiento a todos aquellos que se dedican a cuidar de los demás.

El guardameta acudió al acto de bienvenida de los nuevos médicos residentes del Hospital São João de Oporto y ofreció un breve discurso para ellos. En el mismo, resaltó la importancia de su profesión: "Lo difícil no es jugar ante 70.000 u 80.000 personas. Lo difícil es operar a alguien que ha sufrido un ataque al corazón. Es lidiar con la enorme responsabilidad de cuidar de los demás", aseguró.

Lea también - Iker Casillas confiesa por error a quién ha votado y luego lo borra (pero lo tenemos)

"Este es un momento importante para vosotros. Aprenderéis mucho y los médicos con más experiencia os enseñarán el mejor camino hacia esta brillante profesión", añadió Casillas, que aún no ha colgado las botas y sigue trabajando para volver a jugar un partido de fútbol como profesional.

Iker y Sara ya están en Oporto de nuevo tras unas Navidades muy familiares en las que visitaron sus respectivos pueblos de Navalacruz (Ávila) y Corral de Almaguer (Toledo) junto a sus dos hijos, Lucas y Martín.







Comentarios 1

#1
10-01-2020 / 16:16
DAS
Puntuación 0   A Favor   En Contra

PUDES DONAR LA MITAD DE TU INMERECIDA FORTUNA A LOS MEDICOS Y ASI PREDICAS CON EJEMPLO MONGUER


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.