elEconomista.es

Luis Gómez-Acebo, el hombre que enamoró a la infanta Pilar, padre de sus cinco hijos

9/01/2020 - 0:04

Pilar de Borbón y Borbón-Dos Sicilias no ha podido superar el cáncer de colon que padecía. Este miércoles, a los 83 años, la tía del Rey Felipe moría en Madrid, donde vivía desde que en 1967 se casó con Luis Gómez-Acebo, de quien enviudó en 1991 porque otro cáncer, en su caso linfático, se lo llevó. Tuvieron cinco hijos y celebraron, siempre en familia, 24 aniversarios de boda, y siempre como una familia unida.

Como toda Infanta de España hasta entonces, debía casarse por motivos familiares o de Estado. Así, el Conde de Barcelona vio en el Rey Balduino de Bélgica, un candidato perfecto para casar a su primogénita, una muchacha de entonces 23 años, no muy agraciada ni distinguida e Infanta de un país sin trono ni rey, que notenía muchas posibilidades de encontrar muchos partidazos.

Lea también: Los Reyes Felipe y Letizia acuden a dar el último adiós a la infanta Pilar de Borbón

Corría el año 1959 cuando don Juan envió a su hija a Bélgica para que conociera al tímido y beato Monarca. La Reina Victoria Eugenia recomendó a su nieta que llevara consigo a una dama de compañía poco agraciada para que no le hiciera sombra, así que Pilar de Borbón escogió a Fabiola de Mora y Aragón, hija de los Marqueses de Casa Riera.

Lea también: Muere la infanta Pilar, hermana del rey Juan Carlos, a los 83 años

La Infanta Pilar no congenió nada con Balduino, en cambio Fabiola se ganó el corazón del Rey de los belgas. A Doña Pilar le pareció lo mejor que podía haber ocurrido, dio su bendición a la pareja, y el resto de la historia ya se conoce. Ella, una rebelde en su época, prefirió a Luis Gómez-Acebo, miembro de una familia de la aristocracia económica (su abuelo fundó el Banco Español de Crédito) a quien conoció en casa del rey Simeón de Bulgaria casado con una prima de Luis. Tuvieron cinco hijos: Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando quienes con los años les dieron once nietos.

Renunció a sus derechos dinásticos por amor

¿Qué tenía el hombre que enamoró a la infanta Pilar para que ella renunciara a sus derechos dinásticos por amor?

Hija primogénita de Juan de Borbón y Battenberg y de María de las Mercedes de Borbón y Orleans, Condes de Barcelona, doña Pilar nació en el exilio, concretamente en Cannes. Con 31 años contrajo matrimonio con Luis Gómez-Acebo, con el que estuvo casada hasta el 9 de marzo de 1991, fecha en la que él fallecía con apenas 56 años. Pero pasar por el altar no fue una tarea sencilla para la hermana del Rey Juan Carlos.

Cuando la infanta Pilar y Luis se conocieron y decidieron hacerse novios, los condes de Barcelona se opusieron a la boda debido a que él no tenía sangre real, aunque era nieto del marqués de Cortina y aristócrata por los cuatro costados. Y para poder casarse, doña Pilar tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos, tal y como establecía la Pragmática Sanción de Carlos III. Pero dos años después de su primer encuentro, en 1965, anunciaban su compromiso oficial contra viento y marea y se daban el sí quiero el 5 de mayo de 1967 en el monasterio de los Jerónimos de Belem en Lisboa. Poco antes de la boda, en marzo del mismo año, Franco permitió a Gómez-Acebo rehabilitar el título de vizconde de la Torre que el Rey Carlos II había concedido en 1690 a su familia materna. Y don Juan le concedió a su hija, después, el título de duquesa de Badajoz con Grandeza de España.

El posterior banquete de boda de Pilar de Borbón y Luis Gómez Acebo se celebró en el hotel Palacio de Estoril, el mismo que había elegido la infanta Pilar para celebrar su puesta de largo. Y, curiosamente, aquel acto había causado profundo disgusto al general Franco. La duquesa de Badajoz cumplió la mayoría de edad en julio de 1954, pero la fiesta de su puesta de largo no se celebró hasta el 14 de octubre de ese mismo año. Precisamente esa puesta de largo de la infanta, tal y como temía el régimen franquista, se convirtió en una exaltación de la monarquía española, siendo los condes de Barcelona "largamente aplaudidos a la salida y a la entrada del acto. Franco estaba profundamente disgustado por el acontecimiento social de Estoril y habló de retirar el privilegio de pasaporte diplomático del que disfrutaban los grandes de España", escribe en su libro Paul Preston en su biografía sobre Franco.

Un hombre culto y siempre discreto

Luis Gómez Acebo era un joven espigado, el cuarto de los hijos de Jaime Gómez-Acebo y Modet y de su esposa, Isabel Duque de Estrada y Vereterra, IX Marquesa de Deleitosa. Estudio bachillerato en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid y cursó la carrera de Derecho en Madrid y en Lille (Francia). Posteriormente se especializó en Ciencias Empresariales en Estados Unidos. Ejerció como asesor de diversas sociedades financieras y estuvo vinculado al negocio del petróleo. En 1981 fue nombrado presidente del Consejo de Administración de la empresa norteamericana Korn Ferry, dedicada a la selección de altos ejecutivos para ocupar puestos de responsabilidad en sociedades de ámbito mundial.

Siempre discreto y en un segundo plano al lado de su mujer, fue padrino de bautismo de Alejandro Borja Thyssen-Bornemisza, hijo de Carmen Cervera, en Nueva York, junto con Anne Getty, miembro de la conocida familia de empresarios del petróleo, que fue la madrina. Fue presidente de la Fundación Amigos del Museo del Prado en febrero de 1986 y dicen que su intervención fue decisiva para conseguir traer a España en 1988 la colección de pintura del barón Thyssen, uno de sus grandes amigos y para que se creara el museo de Madrid, que se inauguró en 1992. Tal vez por eso, Luis también fue miembro del Thyssen Bornemisza Collection Trust, una sociedad creada por el que fuera marido de Carmen Cervera para garantizar la unidad de la colección y el buen estado de la misma. Hombre de vasta cultura, apasionado de la ópera y del tenis y lector empedernido, fue autor de varios ensayos históricos sobre el siglo XV y escribió la novela "A la sombra de un destino" (1987) -basada en elPapa Calixto III, el famoso Papa valenciano Alfonso de Borja. Su labor altruista estuvo presente en su vida desde que conoció a doña Pilar. Fue presidente de la Fundación para la Investigación y Formación de Oncología y también de la Real Fundación de Música de Cámara.

Cinco hijos les lloran

Efectivamente, doña Pilar y Luis Gómez Acebo tuvieroncinco hijos que les lloran: Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando. Simoneta, divorciada del compositor José Miguel Fernández Sastrón, nieto del fundador de Galerías Preciados, desde el 2012, aunque en realidad estaban separados desde el 2009. El matrimonio tuvo tres hijos en común: Luis Juan, Pablo y María de las Mercedes. Simoneta es la primogénita y, sin duda, la más mediática de todos ellos. Participa cada año en el Rastrillo Nuevo Futuro y trabaja de Relaciones Públicas en la casa de joyas Cartier. Desde su divorcio, a Simoneta se la ha relacionado con José Coronado y con Beltrán Cavero, sobrino de Esperanza Aguirre.

Juan, que estudió Bellas Artes en Orlando, Estados Unidos, está considerado como el bohemio de la familia. Recién cumplidos los 44 años se casaba con la americana Winston H. Carney en el consulado español en Miami y a su boda no asistió ningún miembro de su familia. Unos meses antes había nacido su hijo Nicolás, en abril de 2013. y anunciaron su separación en mayo de 2019.

Bruno es el único que no se ha separado. Casado en 2002 con Bárbara Cano de la Plaza, son padres de tres chicos: Alejandro Juan, Guillermo y Álvaro. Son una pareja discreta, muy unida y poco dada a apariciones en eventos o photocalls.Bruno y Bárbara están al frente de la Fundación Atiende para la inclusión de niños con problemas de autismo. Sin embargo, el nombre de Bruno (que se dedica a la consultoría inmobiliaria) saltaba a la palestra al ser demandado por Luis Alfonso de Borbón por una serie de impagos en relación al contrato de una vivienda del primero que ambos habían suscrito en 2009. Finalmente, Bruno fue condenado a pagar más de 100.000 euros al hijo de Carmen Martínez-Bordiú.

Beltrán se convertía en foco de los paparazzi gracias a suatractivo físico desde muy joven. Pocos meses después de la boda de los entonces Príncipes de Asturias, Beltrán se casaba con la modelo Laura Pontes en La Granja de San Ildefonso (Segovia), el 8 de septiembre de 2004, y su boda se convertía en portada de todas las revistas esa semana. Separado de la modelo desde 2009 y finalmente divorciados en 2011, han tenido dos hijos: Luis Felipe y Laura. En 2016,Beltrán contrajo matrimonio civil con Andrea Pascual Vicensy tienen un hijo en común, Juan.

Y Fernando, el pequeño, es el que ha tenido una vida sentimental más agitada. Separado de Mónica Martín Luque desde 2011 y divorciados en 2013. Fernando volvería a contraer matrimonio en Atenas con Nadia Halamandari, hija de un prestigioso constructor de su país. Su hijo Nicolás nacía pocos días después del enlace, pero la pareja se divorciaba cuatro meses después de casarse.

Esos cinco hijos arroparon a su madre en 1984, cuando Luis Gómez-Acebo era diagnosticado de cáncer linfático, enfermedad contra que luchó con todas sus fuerzas hasta el 9 de marzo de 1991, día en el que fallecía dejando a doña Pilar en una profunda tristeza. Pero siempre con el apoyo de sus cinco hijos que han estado con ella hasta el último momento de su vida. Descanse en paz la Infanta Pilar, una mujer de carácter autoritario y hosco, que decía lo que le venía en gana, pero inolvidable. Seguro que ya se ha reencontrado con el amor de su vida y por el que renunció a sus derechos dinásticos.







Comentarios 0