elEconomista.es

Los Reyes Felipe y Letizia acuden a dar el último adiós a la infanta Pilar de Borbón

8/01/2020 - 18:09

Felipe VI y doña Letizia acudían poco antes de las siete de la tarde a la capilla ardiente de la infanta Pilar de Borbón, hermana mayor del rey Juan Carlos, que ha fallecido este miércoles a los 83 años por un cáncer de colon contra el que luchaba desde hacía meses.

Ha fallecido rodeada de los suyos, incluidos el emérito y doña Sofía, que han abandonado la clínica Ruber Internacional donde estaba ingresada poco después de la muerte. Será incinerada y descansará en el panteón familiar de San Isidro y no en El Escorial, como se ha especulado. La capilla ardiente se ha instalado en su domicilio madrileño, donde han comenzado a llegar familiares y amigos a primera hora de esta tarde.

El primero en llegar ha sido su hijo Fernando Gómez Acebo, que no se ha separado de su madre desde que ingresó en el hospital el pasado día 5 por una bronquitis. Él ha sido el encargado de atender este martes a la prensa y advertir del fatal desenlace: "Está muy malita, la pobre".

Lea también: Muere la infanta Pilar, hermana del rey Juan Carlos, a los 83 años

Bruno, otro de los hijos de la infanta Pilar, ha llegado acompañado por su esposa, Bárbara Cano, y sus tres hijos.

Lea también: Pedro Sánchez y Pablo Casado, entre otros, dan el pésame a la Familia Real por la muerte de la infanta Pilar

La única hija de la infanta Pilar, Simoneta Gómez Acebo, ha aparecido a las puertas del domicilio con el rostro compungido y casi al mismo tiempo que Paloma Segrelles, una de sus amigas más íntimas. La misa por el descanso de la hermana mayor de Juan Carlos será oficiada en su casa. 







Comentarios 1

#1
09-01-2020 / 09:46
La bacteria republicana
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Es igual donde os entierren a todos, apestareis igual.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.