elEconomista.es

Muere la infanta Pilar, hermana del rey Juan Carlos, a los 83 años

8/01/2020 - 14:33

La hermana del rey Juan Carlos ha fallecido este miércoles a los 83 años. La infanta Pilar ingresó en la clínica Ruber Internacional el pasado día 5 aquejada de una bronquitis que empezó a complicarse. Tres días después ha recibido la visita de su hermano y también la de su cuñada, la reina Sofía, al tiempo que su hijo, Fernando Gómez Acebo, advertía: "Está muy malita, la pobre".

A finales de mayo en Infomalia adelantamos que la infanta lucha contra un cáncer, y días después fue la propia doña Pilar la que confirmó la noticia. En concreto, dijo que padecía un cáncer de colon. Por ello, durante el pasado año fue ingresada en varias ocasiones, aunque ella quitaba importancia a su enfermedad: "Me encuentro días mejor y otros días peores, pero doy gracias a Dios de estar viva, he perdido kilos que ha sido una suerte", dijo con humor en su última aparición pública, a principios de diciembre. Entonces acudió a su habitual cita con el rastrillo solidario de Nuevo Futuro, asociación con la que colaboraba desde hacía décadas.

Lea también: La familia de la infanta doña Pilar explica que una bronquitis es la causa de su ingreso

Nacida en Cannes pocos días después de estallar la Guerra Civil española, Pilar era la hija mayor de los condes de Barcelona, Juan de Borbón y Battenberg y de María de las Mercedes de Borbón y Orleans. Hermana de Alfonso (fallecido a los 14 años), Juan Carlos y Margarita, se crió entre Roma y Estoril. A los 18 años, su madre organizó una puesta de largo para 'darla a conocer' a posibles pretendientes y poco después viajó a Bélgica, pues su padre quería casarla con el rey Balduino. Finalmente fue su fiel amiga y acompañante en este viaje, Fabiola de Mora y Aragón, la que se desposó con el monarca.

Pilar siempre estuvo muy unida a su hermano Juan Carlos y también a su cuñada, la joven princesa Sofía de Grecia. De hecho, la infanta fue una de las damas de honor en la boda entre ambos, celebrada en Atenas el 14 de mayo de 1962. Cinco años después sería la suya.

La infanta trabajaba en el hospital Dos Capuchos cuando conoció a Luis Gómez-Acebo y duque de Estrada, nieto del marqués de Cortina y vizconde de la Torre. Sus padres no bendecían este matrimonio, pues él no tenía sangre real, pero ella renunció a sus derechos dinásticos y, finalmente, tuvieron que claudicar. Pilar dio el "sí, quiero" el 5 de mayo de 1967 en el monasterio de los Jerónimos de Belém de Lisboa.

Fue madre de cinco hijos (Simoneta, Juan, Bruno, Luis y Fernando) y abuela de 11 nietos. Enviudó el 9 de marzo de 1991, pues su esposo sufría un cáncer linfático.

Educada en el Colegio Católico Mont-Olivet, aprendió buenos modales con su abuela la reina Victoria Eugenia y estuvo vigilada 24 horas por una niñera que estaba completamente volcada en ella. Estudió enfermería y hablaba cuatro idiomas: inglés, francés, portugués e italiano.

Su vida transcurrió tranquila y familiar hasta el 2016, cuando su nombre apareció en la lista de los Papeles de Panamá, entre los que también se encontraban los nombres de 12 jefes de Estado o de Gobierno, 128 políticos y 61 familiares o socios próximos a diversos líderes mundiales. Les acusaban de dirigir sociedades domiciliadas en este país con el fin de evadir impuestos. La hermana del rey Juan Carlos admitió ser titular de una sociedad en Panamá entre 1974 y 2014 pero negó haber tenido ingresos "fuera del control de las autoridades fiscales" o haber incumplido incumplido "ninguna obligación que exigiera la legislación tributaria española".

La empresa se disolvió por no contar con recursos suficientes "ni expectativas" que justificaran su mantenimiento, según comunicó la infanta, negando así que el motivo de su desaparición fuera la abdicación de su hermano y posterior coronación de su sobrino, Felipe, a las que acudió acompañada por su hermana, la infanta Margarita, y su cuñado, Carlos Zurita.

Pilar era una apasionada de la tauromaquia y siempre demostró tener mucho carácter ("Estoy harta de que los políticos no se pongan de acuerdo. Estamos todos hasta el gorro"), además de la característica guasa 'borbona' ("Mi cuñada Sofía es muy gastona, así que en el rastrillo dejarla tranquila"). Implacable defensora de la Corona y de su familia, los defendió a capa y espada: "Nosotros estamos de pie hasta que nos morimos y no nos cansamos hasta que fallecemos. Eso es lo que nos pasa a los Borbón".







Comentarios 2

#1
08-01-2020 / 17:35
JonS
Puntuación 0   A Favor   En Contra

La infanta, q.e.p.d. aprendió buenos modales, dice la noticia. Buenos modales como ocultar dinero en Panama para no pagar impuestos en su amadísima España. Ahí se ve el patriotismo de la derecha. Como toda su familia, empezando por su padre, que tenía unos cuantos millones en Suiza.

#2
08-01-2020 / 22:43
vergonya de pais ser
Puntuación 1   A Favor   En Contra

pues un gasto menos para hacienda