elEconomista.es

Carla Vigo autorizó por escrito la emisión de los audios con su entrevista

8/01/2020 - 13:43

Carla Vigo se ha convertido en la sobrina menos royal de doña Letizia pero eso no quiere decir que la hija de la fallecida Érika Ortiz no pueda ser famosa, aunque no tanto como dos de sus primas carnales: la princesa de Asturias y la infanta Sofía. La otra prima es Amanda, hija de Telma Ortiz y menor de edad.

Carla tenía seis años cuando su madre fue hallada muerta en su dormitorio, con solo 31 años. Desde entonces hasta que cumplió la mayoría de edad, hace algo más de un año, no se la vio en los medios. Pero una vez cumplió los 18 años empezó a asomar. Vanity Fair fue el primer medio en dar cuenta públicamente de su existencia cuando cuando cumplió los 18, luego apareció en las redes, y empezó a ser famosa.

Este fin de semana era el programa Viva la vida de Telecinco el que ofrecía en exclusiva una entrevista de Carla. La dividieron en dos: un adelanto fue emitido el sábado y el resto, en la edición de domingo. 

Carla se definió como una persona "soñadora" que "lucha por sus ideas", muy sincera y "muy impulsiva". "Soy apolítica, pero sí es verdad que defiendo los derechos del colectivo LGTBI y los derechos de la mujer. Se dice que quiero dar el pregón en el Orgullo y es verdad eso. Creo que puedo ayudar a la gente y puedo aportar mucho", explicaba.

En la entrevista Carla habló, como ya recogimos, de su infancia "peculiar", o de su relación actual con doña Letizia. Ser la sobrina de la Reina es algo difícil de asumir decía. "Ya está tan metido en mí que no me siento como ellos", explicaba, cmo recogimos.  También hablaba de aquella primera vez que se vio una portada y dice que fue "como si me hubiesen desnudado. Sentí que ya nada de mí era anónimo. Y la verdad es que no me siento cómoda", dijo.

Aunque parece ser que Carla ha dicho a algún medio que ella no sabía que esa conversación telefónica que mantuvo con un periodista iba a hacerse pública, lo cierto es que los audios estaban grabados, ella lo sabía y hasta firmó un documento autorizando su difusión, tal y como ha podido confirmar Informalia.

Es falso por tanto que Carla no supiera que estaba siendo grabada ni que creyera que se trataba de una simple conversación más con un amigo. Sabía que estaba hablando con un periodista y para qué, y además se le pidió que lo autorizara por escrito y accedió. 

No es la primera vez sin embargo que Carla hace una entrevista y luego se echa atrás, según ha podido saber Informalia. Igual que aquella vez que llegó a confirmar su presencia para entregar un premio en el marco del Orgullo Gay y anuló finalmente su presencia entre rumores de que había sido presionada por su tía la reina Letizia. 

Otra cosa es que alguien de su familia le haya llamado la atención por haber dado la entrevista y ella haya decidido contar que ella no sabía. Pero en su estrategia hay un error: firmó por escrito la autorización. 

El 22 de mayo de 2004, en la la catedral de la Almudena de Madrid, Carla, en aquel entonces única sobrina carnal Letizia, asistía con solo tres años a la boda de su tía con Felipe de Borbón. La pequeña captó la atención de los medios al quitarse los zapatos.

Aquella niña de pelo rizado sueña a los 19 años con ser actriz y bailarina en proceso. Su madre era licenciada en Bellas Artes y solía jugar con ella a modelar el barro, y su padre es escultor. Carla salió a defender a su prima la princesa de Asturias en el incidente de la misa de Pascua entre Letizia y doña Sofía, cuando Leonor le apartó el brazo a la abuela: "No es desprecio a la abuela. La niña debe estar un poco harta de que jueguen con ella", dijo entonces. "Por favor, poneros todos en su piel. ¿Cómo te sentirías si estuviesen jugando contigo todo el día? Pues obviamente hasta los cojones. Pues eso es lo que le ha pasado a Leonor. Y sí es educada, porque podría haber dicho una palabra mala y no fue así. Antes de hablar, hay que saber", espetó. "No es mal educada. Sólo está un poco harta de ser tratada como un objeto y a como quiere el resto todo el rato".

En Twitter, Carla exhibe su militancia a favor de la causa LGTBI. También ha usado sus cuentas para recordar a su madre: "El 16 de abril de 1976 nació la persona más importante para mí, aunque el 7 de febrero de 2007 dejó este mundo para pasar a mejor vida. Estés donde estés siempre te querré y felicidades mamá", escribía.

Carla se ha criado con su padre pero ha contado con el apoyo de toda su familia: abuelos paternos y maternos, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano. Y el de su tía Letizia, también. Muy comentada fue hace unos años la pulsera Tous que lucía Letizia, personalizada con los nombres de sus dos hijas, Leonor y Sofía, a la que añadió una tercera inicial: la C de Carla.







Comentarios 0