elEconomista.es

Brad Pitt confiesa que su vida personal es un "desastre" tras ganar el Globo de Oro

8/01/2020 - 13:29

Brad Pitt acaparó todas las miradas el pasado domingo, cuando se alzó con el Globo de Oro a mejor actor de reparto por la película Érase una vez... en Hollywood. Pero en lo personal no le va tan bien, ya que, tal y como él mismo ha confesado entre risas, su vida personal es un "desastre".

El aclamado actor ha concedido una entrevista en el programa WTF Podcast, a la que ha acudido junto a su compañero de reparto, Leonardo DiCaprio. Durante un momento de la charla, DiCaprio confesó que ya no le siguen tanto los paparazzis como cuando rodó Titanic en 1997, a lo que el ex de Angelina Jolie respondió: "Estoy un poco descontento al escuchar esto", dijo, dejando entrever que en su caso sucede todo lo contrario.

Lea tambiénBrad Pitt gana el Globo de Oro y se cachondea de DiCaprio porque se congeló en Titanic

"Solo soy alimento basura para la prensa. No sé, quizás debido al desastre de mi vida personal", continuaba diciendo Brad, que también bromeó sobre el interés que suscita su vida amorosa y contó una divertida anécdota de los pasados Globos de Oro: "Quería traer a mi madre, pero no pude porque dicen que salgo con cualquiera que está parada a mi lado". 

Brad Pitt y Angelina Jolie se separaron en 2016 y firmaron el divorcio definitivo en abril de 2019. Desde que hacen vidas separadas, al actor se le ha relacionado con numerosas mujeres como la profesora Neri Oxman, las actrices Kate Hudson, Ella Purnell, Sienna Miller, Charlize Theron o Alia Shawkat. Todas estas relaciones fueron desmentidas por él mismo: "No sé con cuántas mujeres dicen que he estado saliendo en los últimos dos o tres años, pero nada de ellos es cierto", declaró hace un mes en The New York Times.

Lea tambiénBrad Pitt, invitado estrella de la fiesta de Navidad de Jennifer Aniston

El protagonista de Ad Astra también ha sufrido problemas con el alcohol y ha confesado haber asistido a reuniones de alcohólicos anónimos. Tanto es así que su problema con la bebida pudo haber sido uno de los detonantes de su divorcio.

"Tenía sentados alrededor a un montón de hombres abriéndose y siendo honestos de un modo que nunca había escuchado. Creo que se convirtió en un lugar seguro donde no se juzgaba a nadie", reconoció hace algún tiempo. "Resultaba bastante liberador exponer sin más tu lado más desagradable. Hay un gran valor en todo ello. Llevé las cosas hasta el límite, así que ya he eliminado todos mis privilegios respecto a la bebida", contó.







Comentarios 0