elEconomista.es

Cristina Pedroche se rinde a las críticas y admite que puede que no vuelva a dar las campanadas

2/01/2020 - 22:21

Cristina Pedroche estuvo a punto de ganar a la imbatible Anne Igartuburu de TVE en las campanadas de fin de año. La presentadora logró desde Anterna 3 quedarse a una décima de la vasca y de Roberto Leal. Sin embargo, puede que esta Nochevieja haya sido la última en la que la vallecana nos ha deslumbrado con un vestido.

¿Y si el vestido de oro que no ha dejado a casi nadie indiferente haya sido el último estilismo que luzca en fin de año la presentadora madrileña? Cierto es que el diseño del arquitecto Jacinto de Manuel ha gustado a muchos y las para más de 650 horas de trabajo que se vieron reflejadas en esta pieza titulada Venus MMXX gustaron a no pocos fans de la mujer que lo lució mientras se comía las uvas.

Lea también: Anne Igartiburu le hace la competencia a Cristina Pedroche calentando las Campanadas

Pero puede que esa bienvenida al 2020 sea la última que la venos en la Puerta del Sol. Ese look absolutamente rompedor podría poner fin a la participación de la mujer de David Muñoz en las Campanadas.

"España quiere saber si después de apostar este año por un vestido escultura, estamos ante el fin de las transparencias de Cristina Pedroche en las Campanadas", decía este jueves Miki Nadal en Zapeando este jueves. El comentario fue respondido así por su compañera: "A lo mejor estamos ante el fin de las Campanadas. Cada año está el listón más alto y tengo que aguantar más críticas", ha dicho Pedroche. "Los años anteriores era porque enseñaba mucho. Este año que solo enseño un trozo de brazo, también me dan por todos sitios… Pues a lo mejor ya está", se lamentaba.

No obstante, Cristina ha admitido que dar las Campanadas le llena de felicidad. "A mí me encanta dar las Campanas, pero tampoco pasa nada. Soy una presentadora que puede hacer más cosas", ha indicado. Además, ha reconicido que el vestido que llevó este martes "es el mejor de todos los años". Ha dicho que ese diseñole ayudaba a protegerse de los comentarios malintencionados. "Quería mi armadura y mi coraza, frente a las críticas", ha bromeado. Ya dijo en Nochevieja que con esa escultura sentía que se podía "comer el mundo", además de decir que era "invencible e imparable". "Me siento más poderosa que nunca", dijo.







Comentarios 0